TENJO BUSCA RECUPERAR EL RÍO CHICÚ

TENJO BUSCA RECUPERAR EL RÍO CHICÚ

Tal era el caudal del río Chicú que en invierno lograba taponar el tráfico de la vía TenjoSiberia en el sitio Puente Pablo, recuerda el tanque Bulla.

11 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Ahora el Chicú es una zanja y el tanque tiene la esperanza de que si hay justicia, se pueda recuperar .

En el recuerdo de los tenjanos quedaron las jornadas de pesca de nueve horas en las que el tanque sacaba los martes y miércoles santo arrobas de pescado capitán y cangrejos para vender entre los habitantes del pueblo.

Aunque devolver al río a esta fructífera actividad es imposible, los ancianos y niños harán un último intento para recuperar el afluente a partir el 29 de abril.

La idea, según Alberto García, secretario de Gobierno, es que quienes conocieron la grandeza del Chicú la narren a los menores para comprometerlos con la reforestación y limpieza de su cuenca.

El tanque culpa de la desaparición del río a la construcción, en los últimos 15 años, de más de 150 canales.

Además de la pesca y la riqueza faunística del Chicú, el río era la única fuente de agua del municipio.

En la actualidad Tenjo debe surtirse con el líquido de cuatro pozos profundos que se suman a los cerca de 630 particulares que abastecen a los ganaderos, agricultores y a algunas de las 33 empresas de flores instaladas en el municipio.

Sobre la proliferación de estos pozos, el alcalde Hansy Zapata Tibaquirá dijo que la Corporación Autónoma de Cundinamarca (CAR) no tiene en cuenta el concepto del municipio, el cual es anterior al otorgamiento de la concesión.

Estos pozos han bajado la capacidad del agua para el municipio. Cada día hay que perforar más profundo para conseguir el agua , dijo el Alcalde.

Aunque el pueblo tiene un abastecimiento normal de agua, se va a detener el pequeño desarrollo urbanístico de los últimos diez años debido a que el agua cada día se hace insuficiente y el municipio no está en capacidad de abastecer a las nuevas construcciones.

De los dos acuíferos donde están ubicados los cuatro pozos el de la Terraza Alta y Guadalupe en el páramo de Guerrero, uno ya no tiene agua.

Para evitar futuros racionamientos, la administración municipal planea para este año la construcción de otro pozo y el mejoramiento del acueducto, con un costo cercano a los 150 millones de pesos.

Otro de los frentes que requieren de la atención de la administración es el desempleo de unas mil personas.

Según Zapata, la industria de las flores y algunas industrias establecidas en el municipio solo ofrecen unos 1.500 empleos.

Para superar este problema, la administración se propone fomentar el desarrollo industrial en la vereda La Punta, donde ya están instaladas unas seis fábricas.

También se buscará una mayor capacitación y el desarrollo microempresarial. Para ello, se gestiona un convenio con el Minuto de Dios para conseguir una dotación de máquinas de coser para la confección de ropa.

Con un presupuesto cercano a los 885 millones de pesos, el Alcalde debe terminar el polideportivo, cubrir una carga educativa de 60 millones de pesos para el pago de 25 maestros y mejorar la sala de partos del hospital local, entre otros.

De otra parte, requiere de considerables recursos para el arreglo de las vías veredales, las cuales padecen un grave deterioro.

El municipio vive de la agricultura, con cultivos de papa, zanahoria, maíz, y de la ganadería.

Uno de los mayores aportes que recibe es el de la Nación, con 331 millones. Los otros recaudos más significativo son el predial, con 270 millones de pesos y el impuesto de industria y comercio, con 70 millones.

El municipio como parte de la celebración de sus 392 años, la semana pasada, hace esfuerzos para embellecer sus calles mediante la recuperación de las fachadas con sus colores tradicionales.

Renacerá el Museo Cardenalicio El Museo Cardenalicio Crisanto Luque de Tenjo, valioso templo doctrinero de estilos colonial, gótico e isabelino, será restaurado gracias a una inversión de 40 millones de pesos del Instituto Nacional de Vías (INV).

La edificación, que data de 1652, ha tenido varios arreglos debido a los estragos ocasionados por los temblores.

El templo fue convertido en museo en 1962 y recibió el nombre Crisanto Luque en memoria del Cardenal tenjano, quien fue bautizado allí el 5 de febrero de 1889.

Para su recuperación, el INV contrató desde hace un mes un grupo de especialistas en restauración de edificaciones para realizar los trabajos de investigación en ese templo.

Se va a restaurar con el fin de recuperar e incrementar los valores culturales del inmueble.

Algunos de los trabajos adelantados son el levantamiento arquitectónico, es decir, la elaboración de los planos y la investigación histórica, que consiste en la recuperación y recopilación de textos y documentos.

De otra parte, se realizan exploraciones, las cuales son de vital importancia para conocer las condiciones estructurales del edificio y para determinar las épocas de construcción del mismo.

La exploraciones consisten en excavaciones pequeñas que no son destructivas.

También se realizan el análisis y estudio de la sanidad de la madera recubierta.

El proyecto se concluirá con la restauración arquitectónica.

El templo fue verdadera reliquia de la Sabana por poseer numerosos cuadros de Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos como La Asunción de Nuestra Señora, San Juan Bautista, San Jerónimo, San Cristóbal, algunos de ellos en restauración.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.