MANZANA PUDO VOLVER A SONREÍR

MANZANA PUDO VOLVER A SONREÍR

Que todas las victorias caen bien, de eso no hay duda. Pero también es cierto que en las huestes de Manzana Postobón la que ayer consiguió el cucuteño Alvaro Lozano en el Gran Premio Café Aguila Roja-Mundo Ciclístico tiene un valor especial, porque significa la primera alegría en un año lleno de contrastes, sinsabores y tragedias.

10 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Hace un año, por esta misma época, en la víspera de la Vuelta a Colombia, la escuadra de José Alfonso El Pollo López tenía un balance envidiable, con victorias consecutivas, con éxitos parciales por doquier, con el ánimo por el cielo, con todos los ases afilados para subir al podio. Hoy, sin embargo, la situación es bien distinta.

La de Lozano es apenas la primera satisfacción de la temporada, que sirve como paliativo a los sucesos trágicos que han martirizado al equipo: el accidente de Bernardo Pedraza, la muerte de Néstor Mora, Augusto Triana y Hernán Patiño, y la penosa recuperación de Asdrúbal Patiño. Esa dramática cadena echó por tierra el buen trabajo que se había realizado en los primeros meses del año y puso a prueba la capacidad de todos -técnicos, auxiliares y corredores- para sobreponerse a los hechos.

Se demoraron en cicatrizar las heridas, pero lo consiguieron. De a pocos, los pedalistas de Manzana Postobón fueron demostrando que recuperaban la forma, en especial en el aspecto anímico, y volvieron a sobresalir, a ser protagonistas, a triunfar, como antaño. Pero faltaba un éxito rotundo, que calmara los espíritus, que devolviera la sonrisa, que trajera tranquilidad. No se pudo en el Clásico RCN y tampoco en el Glacial de Montaña.

Pero se estaba cerquita, a un paso. Y ese se dio en esta competencia. Fue una victoria trabajada al estilo Manzana Postobón, con el sello característico del Pollo López: en la montaña, con una exitosa estrategia colectiva, haciendo uso del factor sorpresa, con inteligencia y poder para manejar las situaciones. Aunque las cosas pintaban para que Celio Roncancio le diera una nueva satisfacción a Gaseosas Glacial, Lozano apareció en el tramo del sábado, entre Chía y el parque del Neusa, con cinco premios de montaña. Y ayer, en el circuito de cierre, la banda completa se encargó de poner la rúbrica a un brillante trabajo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.