AUTO DE DETENCIÓN CONTRA VICEPROCURADOR MONTOYA

AUTO DE DETENCIÓN CONTRA VICEPROCURADOR MONTOYA

La Procuraduría General de la Nación quedó sumida ayer en la peor crisis de su historia, con el procurador general, Orlando Vásquez Velásquez, en la cárcel y su reemplazo, el viceprocurador Luis Eduardo Montoya Medina, ad portas de correr la misma suerte.

08 de junio 1996 , 12:00 a. m.

La Unidad de Fiscales Delegados ante la Corte Suprema de Justicia dictó ayer auto de detención sin beneficio de excarcelación contra Montoya y pidió al Senado que lo suspenda del cargo a fin de poder hacer efectiva la medida.

La Unidad de Fiscales también dictó auto de detención contra el procurador Vásquez y elevó así a dos el número de autos de detención que hoy pesan sobre el procurador Vásquez.

Vásquez enfrentaba ya un proceso en la Unidad de Fiscales Delegados ante la Corte Suprema, en virtud del cual es sindicado de supuesto enriquecimiento ilícito. Por este expediente, Vásquez se encuentra detenido en la Escuela de Formación del DAS desde el pasado 6 de mayo.

Ahora, en el marco de un nuevo expediente, la Fiscalía sindica a Vásquez y Montoya de haber estructurado un proceso disciplinario contra el Fiscal General, con base en dos testigos que habrían sido comprados para elevar la respectiva denuncia.

Vásquez Velásquez deberá responder, en el caso de Valdivieso, por cargos de posible fraude procesal, falsedad en documento y soborno.

A su turno, el viceprocurador Montoya que ejerce como Procurador General encargado tendrá que explicar los cargos elevados en su contra y que tipifican fraude procesal en calidad de determinador, falso testimonio, falsedad de particular en documento público y falsedad de empleado oficial.

Las salidas En criterio de los fiscales, Vásquez y Montoya se valieron de su autoridad y recursos en el Ministerio Público para conseguir a dos testigos falsos que tuvieron la misión de promover una investigación contra Valdivieso.

El procurador Vásquez inició la investigación a Valdivieso porque cuando fue ministro de Educación en 1991, dio el visto bueno a un comodato que había firmado su antecesor, Manuel Francisco Becerra, para ceder durante 50 años un lote del Estado a una fundación educativa.

Entre otros hallazgos, la Corte descubrió que la Procuraduría habría buscado a los ciudadanos Víctor Argumero Montoya y Gonzalo Manuel Parra para que presentaran una denuncia contra el fiscal Valdivieso.

Ambos testigos llamaron la atención de la Corte en razón de sus versiones sobre el origen de la denuncia contra el Fiscal y en razón de los nexos que resultaron tener con la Procuraduría.

La Corte descubrió que dos hijos de Argumero habían sido nombrados en el Ministerio Público, aunque sólo uno de ellos se posesionó.

En cuanto a Parra, la Corte desestimó la versión según la cual se encontró en la silla de una iglesia los documentos que le sirvieron de fundamento a la denuncia contra Valdivieso.

Esas indagaciones, que son la base de la decisión de la Fiscalía contra Procurador y Viceprocurador, dejaron abocado al Senado a atender la respectiva solicitud de suspensión de Montoya a fin de cumplir la orden de detención.

Habla Montoya Al enterarse de la medida en su contra, Montoya reunió ayer durante toda la mañana a los delegados del Ministerio Público y a sus asesores para analizar las salidas a la crisis del organismo de control.

Montoya aseguró a sus funcionarios que el procurador Vásquez no ha pensado en renunciar y anunció que para la próxima semana nombrará a un Viceprocurador que asuma, de modo transitorio, la jefatura del Ministerio Público, en virtud de su inminente captura.

Ayer, en un comunicado de prensa, Montoya manifestó que acata la orden de detención de la Unidad de Fiscales, pero dijo, sin embargo, que controvertirá la decisión mediante las vías consagradas por el Estado de Derecho, que siempre he respetado .

La suerte de la dirección de la Procuraduría es incierta, pues ante la captura de Montoya, procurador encargado, el Senado podría nombrar un procurador ad hoc.

Sin embargo, Montoya estima que la jefatura del organismo de control podrá ser asumida por el Viceprocurador que él designe la próxima semana.

Una vez el Senado acoja la solicitud de suspensión, Montoya será detenido en un sitio de reclusión especial en razón de su fuero.

La Unidad de Fiscales ante la Corte Suprema asumió la investigación del procurador Vásquez Velásquez y el viceprocurador Montoya Medina por orden de la Corte Suprema de Justicia.

La Corte investigó disciplinariamente la posible prefabricación del proceso al fiscal Valdivieso, ordenó en su momento la suspensión de Vásquez durante 90 días y envió copias del expediente a la Fiscalía para averiguar las posibles responsabilidades penales del caso.

La investigaciones de la Corte y la Fiscalía intentan establecer el aparente empleo de tres personas, por orden de Vásquez y Montoya, para justificar el expediente contra el Fiscal.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.