EL DEBATE DETRÁS DE CÁMARAS

EL DEBATE DETRÁS DE CÁMARAS

Más de mil metros de cables se deslizan desde el enorme camión Mercedes Benz 1982 parqueado en uno de los patios aledaños al Capitolio Nacional.

08 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Ascienden 12 escalones que comunican con un pasillo de 20 metros de longitud y luego trepan por los mármoles del viejo edificio hasta una ventana del segundo piso.

Allí, finalmente, se conectan a 6 cámaras de televisión y cuatro Skut o lámparas de 2.000 vatios cada una, encargadas de iluminar el recinto donde 165 representantes deciden la suerte del Presidente de la República.

Esta es sólo una parte de las toneladas de equipo que el Instituto Nacional de Radio y Televisión, (Inravisión) ha trasladado al Congreso para transmitir lo que se ha dado en llamar el juicio del siglo . Que toda esta parafernalia funcione depende de 25 operarios que comienzan a laborar a las 11 de la mañana y terminan a las 12 de la noche.

Hay camarógrafos, asistentes, sonidistas, luminotécnicos, electricistas, un director de cámaras, dos ingenieros y el director de Señal Colombia, Felipe Camargo, un administrador que se encarretó con la televisión hace más de 20 años y que no se ha perdido una sola de las intervenciones de los congresistas. Sólo salgo de la unidad móvil para ir al baño dice.

Camargo, para quien la televisión no se hace desde los escritorios, está de plácemes, pues asegura que a pesar de que Señal Colombia no llega a todo el país, el rating del juicio al Presidente ha alcanzado los 40 puntos en la Costa Atlántica, Tolima, Huila, Bogotá, Medellín y buena parte de la ciudad de Cali y del departamento de Cundinamarca.

Es obsesivo por la calidad en la producción y previsivo para evitar sorpresas al aire , como la ocurrida el pasado lunes cuando las pantallas de los televisores quedaron diez segundos en negro por fallas en una de las torres retransmisoras de Manjui, municipio de Facatativá (Cundinamarca) y que luego el representante Pablo Victoria calificó de sabotaje .

De Camargo depende que cámaras, micrófonos, luces, interruptores y demás instrumentos funcionen a la perfección.

Gómez, uno de los técnicos encargados de la transmisión, no se ha perdido detalle del juicio. De él depende que cámaras, micrófonos, luces, interruptores y demás, funcionen a la perfección.

El operario recuerda que las cámaras que hoy permiten la transmisión del debate por televisión fueron las mismas que se emplearon en octubre de 1995 para llevar el mundial de ciclismo a millares de hogares colombianos, y sin perder la rigidez de su rostro, asegura que ambos eventos tienen emoción y que la diferencia la marca el hecho de que el certamen deportivo fue más exigente en la parte técnica.

Cuando se le pregunta cuál de los ciclistas llamó más su atención, responde sin pensar: Miguel Induraín . Y si se le interroga por quién es el Induraín de la Cámara, Gómez vacila un instante y luego afirma: Aunque todavía no ha participado, estoy esperando la intervención del doctor Darío Martínez .

Todas las noches los equipos de Inravisión se guardan en el Mercedes Benz (que está a punto de ser sustituido por otro más moderno) y las puertas son selladas por la Policía para evitar incidentes.

Aunque el equipo ha permanecido acuartelado en el Congreso, este domingo, cuando hay receso en la Cámara, se desplazará hasta al autódromo de Tocancipá para transmitir el GT de las Américas, un certamen en el que solo vencen los que tengan una buena máquina.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.