NO TENGO NADA CONTRA EL PUEBLO COLOMBIANO : HELMS

NO TENGO NADA CONTRA EL PUEBLO COLOMBIANO : HELMS

El pasado jueves, cuando el senador republicano Jesse Helms introdujo finalmente su anunciado proyecto de ley contra Colombia, pocos parecieron sorprendidos.

10 de abril 1995 , 12:00 a.m.

En un momento en que los republicanos empezaban a celebrar sus primeros 100 días de reinado en las salas del Congreso de Estados Unidos, era de esperarse que el controvertido presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado tratara de reiterar su presencia y liderazgo. Al añadir el Acta S681 contra Colombia a proyectos que buscan mayores sanciones contra Cuba o condicionamientos en la ayuda externa para México, el senador principalmente está enviado la señal de que Helms está aquí .

Con ese proyecto no hay que entender que su actitud es sólo contra Colombia. Seguramente va a ser más duro contra México y ya lo ha sido contra Cuba , explicó a EL TIEMPO el director del Programa de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Georgetown, John Bailey. El catedrático pronosticó además que a pesar del sentimiento antinarcóticos que prevalece en el Congreso, Helms no recibirá el apoyo que espera para su nueva iniciativa .

Con el acta S681 de Sanciones por Emergencia Nacional en Narcóticos, como se titula el proyecto, Helms busca responder drásticamente a un tema de inmensa preocupación para el electorado: las drogas y sus perniciosos efectos en la sociedad de los Estados Unidos. Y desde su posición estratégica como líder en un congreso de mayoría republicana ante un gobierno demócrata, Helms aprovecha para criticar la decisión de la Administración Clinton de certificar a Colombia por interés nacional , cinco días después de haberse cumplido el plazo legal de hacerlo en audiencias del Congreso.

No entiendo cómo podemos aceptar una política nacional que falla en hacer responsable al gobierno colombiano por el veneno que están permitiendo que se envíe a nuestros niños , indica Helms en el texto de presentación del proyecto. Cómo podemos pedirle a nuestra policía local y a nuestras agencias jurídicas federales que continúen su difícil lucha -incluyendo arriesgar sus vidas- si su propio gobierno nacional no se pone firme contra gobiernos extranjeros que protegen a los jefes de la droga? .

Y aunque el cuestionamiento llega tarde y ya no puede revertir la decisión de Clinton, su proyecto de ley evidencia inconformidad con la decisión y establece el 6 de febrero de 1996 como un nuevo plazo para que el Presidente certifique ante el Congreso si Colombia ha cumplido plenamente con lo prometido. Si hay algo en Lo que el proyecto de Helms pone énfasis es en recordar precisamente que no está diciendo nada nuevo ni original.

Las condiciones que aparecen en esta legislación y que Colombia deberá cumplir no fueron creadas por este senador, otro senador o por alguien del gobierno de Estados Unidos , indica Helms en la exposición de motivos del proyecto y agrega: Ellas fueron anunciadas por el Presidente Samper como su propio programa antidrogas en su carta al Congreso de Estados Unidos del 15 de julio de 1994 y en su discurso del 6 de febrero de 1995 .

Concretamente, si se discutiera y aprobara el proyecto de Helms, Colombia debería reformar el Código Penal, crear una unidad de investigación efectiva, promulgar Una legislación contra el lavado de dinero y erradicar 44.000 hectáreas de coca y amapola hacia principios del próximo año.

Además debería demostrar un progreso sustancial en la investigación de posibles contribuciones de narcotraficantes a partidos políticos.

En lo que no se queda corto, sin embargo, es en reconocer el sacrificio del pueblo colombiano, dejando en claro que su preocupación se concentra alrededor de sus líderes.

Permítanme afirmar claramente que no tengo nada contra el pueblo colombiano. Hay Muchos colombianos dedicados que arriesgan sus vidas cada día luchando contra los carteles de la droga , explica Helms en la presentación del proyecto. Los ciudadanos colombianos han sufrido más violencia lasciva de los ambiciosos líderes de la droga que cualquier otro pueblo de la tierra. Mi preocupación es que el gobierno colombiano no está apoyando a estos valerosos individuos .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.