HAY QUE SEPARAR A LA DIRECCIÓN DE IMPUESTOS Y ADUANAS

HAY QUE SEPARAR A LA DIRECCIÓN DE IMPUESTOS Y ADUANAS

La fusión de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) le ha dejado más dolores de cabeza que beneficios al fisco Nacional.

10 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Después de más de dos años de puesto en marcha el proceso no se ha logrado controlar la evasión y mucho menos atacar el problema del contrabando.

Las cifras hablan por sí solas: en 1993 prescribieron obligaciones tributarias por 10.600 millones de pesos, monto que podría ser superior en 1994.

Así lo reveló el senador Juan Martín Caicedo Ferrer quien propuso una especie de contrarreforma tributaria para separar nuevamente a la Dirección de Impuestos y Aduanas y crear una especie de Departamento Administrativo con autonomía presupuestal, para el manejo aduanero.

Los resultados de la fusión han dejado mucho que desear. De un programa diseñado por la DIAN para recaudar cartera morosa por 316.000 millones de pesos únicamente se recuperaron 52.000 millones.

La evasión de tributos también sigue rampante. Actualmente por cada millón de pesos que se deberían recaudar por IVA, cerca de 350.000 pesos no ingresan a las arcas del Estado. Una situación similar ocurre con el impuesto de renta donde el nivel de evasión alcanza el 30 por ciento.

En cuanto al control del contrabando es poco lo que se ha logrado avanzar ya que en los últimos años han proliferado los sanandresitos y sigue entrando mercancía ilegal por los principales aeropuertos y puertos marítimos.

Se estima que el contrabando está provocando una evasión de impuestos cuya cifra podría ser superior a los 4.000 millones de dólares, de acuerdo con estudios adelantados por analistas económicos.

Atacar el problema Por ello el parlamentario plantea que antes de pensar en aumentar la carga impositiva de los colombianos es necesario adoptar un conjunto de medidas para reformar la estructura del Estado, hacer eficiente el recaudo de tributos y disminuir el gasto público.

Una adecuada reestructuración administrativa acompañada del freno a la evasión y al contrabando generará mayores recursos de los que se propone conseguir la reforma tributaria , señaló Caicedo Ferrer al indicar que un nuevo proyecto fiscal no es conveniente ya que con ello se afecta al sector productivo. Adicionalmente el permanente cambio en las reglas de juego impide un mayor desarrollo económico.

Lo responsable y sensato es poner orden a las finanzas del Estado, cobrando lo que se debe, dirigir el gasto hacia programas de beneficio real para la comunidad y olvidando planes paternalistas que endulzan el oído pero que no tienen consistencia .

Pese a la oposición de algunos sectores al aumento en los tributos el Ejecutivo aspira a conseguir 3,2 billones de pesos con el proyecto de reforma tributaria que presentará al Congreso, con base en la extensión del IVA y la retención en la fuente a otros bienes y servicios, la eliminación de exenciones tributarias y el control a la evasión fiscal.

El Plan de Desarrollo del Gobierno se financiará en una parte con los recursos que genere el proyecto fiscal.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.