SANTANA REPITIÓ EN LA CAMILLA

SANTANA REPITIÓ EN LA CAMILLA

Con el resultado de la pelea entre el dominicano Luis Santana y Terry Norris, el más comentado; el impresionante nocaut de Félix Tito Trinidad; el de Bruce Seldon, considerado como la sorpresa de la noche, y la derrota de Larry Holmes, que definió su retiro nuevamente, se cumplieron los pronósticos en un 80 por ciento del supercartel que se presentó en el Hotel Caesars Palace, de Las Vegas.

10 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Santana retuvo el cetro superwelter del Consejo Mundial de Boxeo, por descalificación al recibir un fuerte derechazo de Norris, en el mentón luego de haber finalizado el tercer asalto. El púgil dominicano, por segunda ocasión consecutivamente, fue sacado en camilla del cuadrilátero hacia un hospital y luego declarado ganador.

El resultado de esta pelea además de ser la más comentada por unos 600 periodistas que asistieron a la velada boxística y los más de 7.000 aficionados que pagaron para ver el cartel, estableció un récord.

Según informes del CMB, es la primera vez desde 1931, que un boxeador gana una pelea titular en dos ocasiones consecutivamente por descalificación, siendo la anterior en el peso mediano Marcel Thil, de Francia.

Grant Elvis, manejador de Santana, dijo a Efe que Norris deber ser suspendido de por vida del boxeo profesional, por querer ganar una pelea titular propinando golpes ilegales.

El resultado de la pelea me dio mal de estómago. Nuestro plan era que en los últimos asaltos seríamos más agresivos, pero definitivamente no queríamos ganar de esta manera. No volveremos a pelear contra Norris , comentó Elvis.

Norris, después del combate, alegó que no escuchó la campana y conectó el derechazo a Santana porque entendía que no se había acabado el asalto, además de que siguió las instrucciones del árbitro, Kenny Bayless, que supuestamente le dijo que continuará peleando.

Por otro lado, el puertorriqueño Tito Trinidad, campeón welter de la Federación Internacional de Boxeo, demostró una vez más porque es considerado el mejor en su peso, al propinar el único ko del cartel.

Trinidad sólo necesitó cinco minutos y 28 segundos para derrotar por ko al estadounidense Roger Turner, cuando lo derribó en el segundo asalto y posteriormente el árbitro Mitch Halpern, paró el combate para evitar el severo castigo del cual era objeto Turner por parte del puertorriqueño en ese episodio.

Fue un ko impresionante. Terminamos como queríamos esta pelea, ahora le toca a Pernell Whitaker, que no corra mucho porque lo vamos a alcanzar , dijo Félix Trinidad, padre, entrenador y manejador del campeón welter.

Por otro lado, Bruce Seldon se proclamó campeón pesado de la AMB, al vencer por ko técnico a Tony Tucker en el séptimo asalto. El resultado de la pelea fue calificado como la sorpresa de la noche, ya que las apuestas tenían como favorito a Tucker, que había dominado los primeros asaltos, aunque al finalizar el combate Seldon estaba adelante por un punto en la tarjetas de los jueces.

Flip Homansky, médico de turno al finalizar el séptimo asalto subió al cuadrilátero y después de atender el ojo izquierdo de Tucker ordenó al árbitro Mills Lane que detuviera el combate.

Homansky explicó que detuvo el combate porque el ojo estaba prácticamente cerrado y le preocupó mucho el efecto de más golpes sobre la parte orbital del ojo.

Yo estaba más preocupado el futuro del ojo de Tucker que de la posibilidad de ganar el título mundial. No tuve más opción que ordenar que se parara el combate , dijo Homansky.

Mientras tanto, Larry Holmes perdió por tercera ocasión consecutiva la oportunidad de recobrar el título de los pesos pesados que perdió en el 1986 ante Michael Spinks.

Holmes recibió una paliza de parte del campeón del CMB, Oliver McCall, a través de los 12 asaltos del desafío terminando con una cortadura sobre el pómulo del ojo izquierdo.

El ex campeón mundial, en los primeros asaltos, demostró que aún le quedaba algo de boxeo, pero según iban avanzando los episodios el cansancio, los efectos de la edad (45 años) y el resultado muchos golpes a través de 22 años en el boxeo se manifestaban, situación que aprovechó muy bien McCall.

La otra pelea titular fue la del mexicano Julio César Chávez, quien retuvo la corona junior welter del CMB, al vencer por decisión unánime al italiano Giovanni Parisi, en una pelea que fue calificada por algunos asistentes un poco aburrida, porque a mediados del desafío y al final ambos púgiles se convirtieron en payasos del cuadrilátero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.