HEMOS SUFRIDO GRAN DESENGAÑO

HEMOS SUFRIDO GRAN DESENGAÑO

Después de haber amanecido con la mejor de las disposiciones para seguir acometiendo el reto que plantea la crisis de la agricultura que se extendió durante los 4 años del gobierno del Presidente Gaviria. Esa ilusión, esa confianza, fueron simplemente porque el entonces candidato presidencial Ernesto Samper, en las numerosas visitas que realizó en el Valle del Cauca, propuso la reinvindicación de la agricultura.

08 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Pero esa confianza no duró más allá del 8 de agosto de 1994 porque ya al día siguiente cuando se hizo necesaria la concreción por parte del ejecutivo y su equipo de gobierno, nos dimos cuenta que los problemas resolución o solución que eran prioritarios según el Presidente Samper, pasaban a un segundo plano y hasta hoy en día.

Así se expresó el presidente del Consejo de Administrativo de la Cooperativa Agropecuaria de Ginebra- Coagro- al referirse al panorama del sector en el Valle del Cauca.

Desengañados Hemos sufrido un gran desengaño con la actual política agropecuaria del Gobierno. Si la comparamos con la de la época de la anterior administración, no tiene absolutamente ninguna modificación. Tal vez en lo único que se diferencia es que en un año redondo la devaluación ha estado alrededor de un 7 por ciento, supremamente exigua, la cual no solamente ha perjudicado a los exportadores colombianos sino también notoriamente a los productores de materias primas y de alimentos de este país, agregó el dirigente gremial.

Destacó Rodrigo Velasco que, se ve cada día cómo los agricultores extranjeros compiten en mejores condiciones, anulando el proceso productivo colombiano. Dijo que al observar las estadísticas que hablan de una devaluación año redondo del 7%, hemos ganado un poquito, pero definitivamente esto no es suficiente como política agroeconómica para salir de la crisis a la cual estamos abocados ya en un quinto año.

El presidente del Consejo Administrativo de Coagro, declaró que el gremio cree y lo ha manifestado en varios foros, que nuestro país pareciera que estuviera viviendo en el quinto año del gobierno del expresidente Gaviria.

Qué cosas están atentando contra la producción agropecuaria? -En primer orden, la inseguridad. Con todo este proyecto de paz que ha planteado el gobierno, la realidad es que no vemos mejoras en la situación de seguridad en el campo que es un intangible que en el momento de vender las cosechas pesa mucho, porque el no asistir el agricultor cotidianamente a sus fincas, hace que la administración sea un desastre completo, y definitivamente, los costos que esto representa son sumamente altos.

En segundo orden, está el costo del dinero. No sé si hayan negocios lícitos en Colombia que produzcan 43% de rentabilidad para que al menos se puedan pagar los costos financieros. Pero la realidad es que los agricultores como todos los empresarios de este país, estamos viviendo, trabajando, esforzándonos, desgastándonos en favor de un solo sector económico en Colombia, cual es el sector financiero. No hay razón para que el costo del dinero esté elevado a las tasas que nos están cobrando a todos los productores no solamente del campo, sino también a los industriales, comerciantes, etc.

Mientras no haya seguridad, mientras el costo del dinero sea tan alto y mientras no haya una devaluación más acelerada por lo menos al nivel del 20%, la agricultura no podrá salir de la crisis en la cual se encuentra .

Puntualizó Velasco que, los agricultores necesitan una devaluación de ese orden para poder hacer valer en alguna forma los aranceles que están implícitos dentro de las franjas de precios y de acuerdo con los convenios internacionales del Pacto Andino, el G3, y con toda seguridad de Mercosur.

Qué está sucediendo con esos aranceles? - Al haber una devaluación tan exigua del 7%, los aranceles se están perdiendo completamente. La revaluación del peso colombiano está absorbiendo los aranceles variables, y estamos absolutamente y totalmente desprotegidos.

Otra de las razones por las cuales no somos competitivos es por el olimpismo con que el gobierno nacional ha manejado los acuerdos bilaterales y los multilaterales. Hago referencia casi que específicamente al Pacto Andino.

Expuso Rodrigo Velasco que, las fronteras con Venezuela y con Ecuador son expeditas para aceptar toda clase de contrabando que perfora los aranceles y vulnera la producción nacional.

Agregó Velasco que dentro de los pactos subpreregionales, los países con los cuales hemos firmado, nos han exigido todo el gasto a nosotros los colombianos y a cambio nuestros negociantes, nuestro negociadores, han permitido abrir boquetes inmensos para perforar y vulnerar la productividad nacional Se refirió específicamente a convenios que hace Venezuela y Alaico, a los acuerdos de transmisión transitorios, indicando que permiten a Venezuela importar materias primas y alimentos de los Estados Unidos con bajos aranceles y meterlos por la frontera con cero arancel.

Mientras que nuestro país no se amarre los machos, mientras no dejemos de ser tan condescendientes y complacientes específicamente con los venezolanos, y en segundo orden con los ecuatorianos, los acuerdo bilaterales y multilaterales no podrán beneficiar a los colombianos, porque siempre estaremos expuestos al contrabando o a las importaciones legales amparadas por estos convenios que tiene Venezuela con los Estados Unidos, México, Guatemala y con países del Pacto Andino .

Dijo el dirigente gremial que no solamente está entrando torta de soya, soya, aceites que compiten con los nuestros, sino además azúcar en grandes cantidades por la frontera. Uno de los mercados más importantes que tiene Colombia para exporta excedentes de azúcar es Venezuela. Y sin embargo, estamos exportando hacia Venezuela, pero por la frontera están importando de contrabando azúcar de otras latitudes, haciendo que el precio interno esté absoluta y totalmente deprimido, puntualizó Velasco.

Aseveró Velasco que, hay que hacer un frente común los productores de ciclo corto como los productores de ciclo permanente, pararnos firme ante el gobierno nacional y sus negociadores para que no se ceda tanto en favor del agricultor extranjero en contra del agricultor nacional .

Propuestas al Gobierno Al responder acerca de las propuestas hechas por el gremio, Rodrigo Velasco, dijo que, están seguros en Coagro que la única forma de ordenar este desorden, es volver a cerrar la economía agrícola, clausurar la apertura agroeconómica por lo menos. Expresó estar seguro que otros sectores piensa lo mismo. No cerrar para siempre, sino cerrarla para organizar la casa para que los inversores agrícolas y el gobierno nos reunamos, nos dé la razón, y abrir la economía paso por paso, creándole al agricultor las herramientas suficientes para poder defenderse .

Agregó que una de las precisiones que hay que hacer es definir si el gobierno nacional va a defender al agricultor extranjero o al colombiano. defender al colombiano es dotarlo de las herramientas necesarias para que pueda competir.

Los gobernantes tienen que aprender a conocer cuáles son las ventajas y desventajas comparativas y competitivas que tiene nuestro país, para exponerlo a una competencia internacional, expresó Rodrigo Velasco. Mientras ellos no conozcan en sangre propia esa situación, la agricultura no se podrá mejorar. El lío que tenemos nosotros es una cantidad de gobernantes y asesores con deseos de mostrarse internacionalmente, hacer convenios que aunque no convienen a los ciudadanos a ellos les representan unas ganancias políticas que a nosotros no nos interesa preservar .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.