EN UNA HORA LA SINFÓNICA VOLVIÓ A VIVIR

EN UNA HORA LA SINFÓNICA VOLVIÓ A VIVIR

La luz de la Orquesta no se apagó, murió por un momento, pero luego volvió a renacer. Esa fue la sensación que dejó la subasta simbólica de la Orquesta Sinfónica del Valle, que se realizó en el salón principal del Club Colombia, en donde se lograron rematar los 65 instrumentos que la componen.

08 de abril 1995 , 12:00 a.m.

El acto, marcado de dramatismo y sentimiento, comenzó con la interpretación de Los adioses de Haydn; en el que poco a poco cada instrumento fue acallando su música hasta llegar al silencio total. Primero fueron los vientos, luego las cuerdas y por último la percusión.

Luego apareció Margarita Vidal quien hizo las veces de martillo e incitó a los asistentes a la compra de los instrumentos. Después de la interpretación se alzó la primera mano y una flauta volvió a vivir.

Cada instrumento se subastó a razón de 10 millones de pesos y participaron algunas de las empresas más importantes de la región: Asocaña, Cementos del Valle, Corpuvalle, Ingenio Cauca, Conconcreto, la Cámara de Comercio, Tecnoquímicas, Holguines S.A, entre otras. También estaban el alcalde Mauricio Guzmán Cuevas y el gobernador del Valle del Cauca Germán Villegas Villegas.

Según Francois Dolmetsch, director administrativo de la orquesta, el éxito del evento se debió al empuje de la empresa privada y al apoyo del gobierno municipal. Prueba de ello fue que en la primera hora del evento 40 instrumentos ya habían sido comprados .

Luego del remate, la Orquesta volvió a tocar. Esta vez con un aire renovado y con una pieza más optimista: Tema y variaciones para clarinete de Rossini, a cargo del maestro Francesco Belli y terminó su función con la pieza 1820 de Tchaikovsky.

Como caso curioso, tanto la Alcaldía como la Gobernación dejaron ver su predilección por los violines al adquirir 15 de esos instrumentos.

Se recolectaron 650 millones de pesos con los que se pretende mantener equilibrado los gastos que produce la Orquesta y a su vez mantener un patrimonio propio para el futuro.

El músico Rodrigo Mondragón, encargado de la percusión, dice que con este evento se logró algo muy importante, la concientización de los caleños de que la Orquesta Sinfónica se debe mantener y que cuando se hace un llamado a la ciudadanía, esta responde .

Sin nerviosismo y con mucho corazón, la Orquesta Sinfónica del Valle dio uno de sus mejores conciertos; no tanto por la calidad de la interpretación, sino porque fue un concierto para la vida, para su propia vida.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.