UNA GRANADA A PUNTO DE DETONAR

UNA GRANADA A PUNTO DE DETONAR

Siete disparos retumbaron en la 13. Acababan de matar a *John. El joven quedó tendido a un lado de la avenida y más allá tirada la motocicleta. Eran las 8 de la noche del miércoles 15 de mayo. Nadie vio nada.

04 de junio 1996 , 12:00 a. m.

En Granada susurran que lo mató La Mano Negra . Sujetos que en motos DT200 salen de noche a recorrer el pueblo en busca de los integrantes de dos pandillas juveniles, para irlos tachando de la lista que portan.

También susurran que otros 30 jóvenes aparecen en la lista por hacer parte de El cartel de los desechables y El cartel de la m... . A estos últimos se les conoce así por las estrechas relaciones con homosexuales, a quienes complacen a cambio de dinero.

Son pandillas que además se dedican a atracar y extorsionar en el pueblo; a robar motocicletas y venderlas en el bajo Ariari para obtener el billete que les permita disfrutar del trago, la droga y las mujeres. Varios de ellos se dedican exclusivamente a hacer mandados , es decir, llevan las motos que otros roban hasta donde el reducidor (como se le conoce al comprador), a cambio de 25 mil pesos. Otro son mulas que transportan droga hacia Villavicencio y Bogotá.

Los vecinos de la 13 son testigos de las carreras motociclísticas que a medianoche y en la madrugada sostienen los jóvenes en plena avenida. O del rugido de los motores cuando apuestan al que más pique la moto. Pero dicen que los motores ya casi no se escuchan desde que llegó La Mano Negra a limpiar Granada.

Amenazas y extorsiones Una jueza y un fiscal de Granada están amenazados de muerte. Hace dos semanas se conoció un panfleto, aparentemente de las Farc, donde con nombres propios se les da un ultimátum a los funcionarios. El documento cita también las sedes del batallón 21 Vargas y de la Policía como blancos de los subversivos.

Sobre estas amenazas existe un precedente. Hace 6 meses la Fiscalía allanó una casa en construcción en el barrio Montoya Pava, donde encontraron una granada de fragmentación y volantes donde la guerrilla reseñaba las instituciones que serían atacadas. No se citaban nombres.

Las amenazas son contra un fiscal en particular y una investigación en particular. Se ha dispuesto la reasignación del proceso por razones de seguridad y se ha hablado con las autoridades para que brinden la protección , dijo una alta fuente de la Dirección Seccional de Fiscalías.

En el caso de la jueza, Llano 7 días estableció que el Distrito número 5 de Policía que opera en Granada envió un oficio al Tribunal Superior de Villavicencio, informando sobre la situación. En la misiva le piden a la corporación judicial dotar a la funcionaria de arma y un radio de comunicaciones.

El tema fue debatido por los magistrados en la sala plena del pasado miércoles. Se decidió remitir el caso a la oficina de Seguridad del Consejo Superior de la Judicatura en Santafé de Bogotá, que ordenaría prontamente el traslado de la jueza.

Y si los funcionarios judiciales están amenazados, los comerciantes de Granada son boleteados . Por lo menos 10 de ellos son víctimas de la extorsión. A través de manuscritos y posteriores llamadas, los sujetos les exigen sumas que oscilan entre 1 y 5 millones de pesos. Se identifican como movimiento revolucionario urbano de las Farc, pero por el monto de las exigencias y la terminología utilizada, las autoridades consideran que se tratan de delincuentes comunes.

A un administrador de un granero le pidieron un millón de pesos y otro millón en víveres. Primero viene la carta y después llaman y describen cuáles son los movimientos tanto de uno como de los integrantes de la familia. Estamos preocupados , dijo uno de los extorsionados.

Los organismos de inteligencia y seguridad parecen haber entrado en acción. Hace dos semanas el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) capturó a una persona de aspecto joven, en momentos que se disponía a recoger una suma de dinero exigida al propietario de un restaurante de la localidad. El sospechoso está recluido en la cárcel de Granada.

También se conoció que el jueves hubo una reunión urgente entre el comandante (e) de la Policía del Meta, coronel Ricardo Reyes y el director seccional de Fiscalías, Carlos Pardo. Cada parte se comprometió a elaborar informes de inteligencia sobre la situación de orden público de Granada. Esta semana se reunirán nuevamente para evaluar el contenido de éstos. El paso a seguir será reunirse con el alcalde de Granada, Einar Marino Garcés.

La Alcaldía también tiene los ojos puestos en el tema. El secretario de Gobierno Rafael Gustavo Moya, informó que de hoy a mañana se estará convocando a un consejo de seguridad. Evaluaremos esta situación para prever situaciones que puedan alterar el orden público , dijo Moya.

Alteraciones como la del 15 de mayo en la 13, donde todavía retumban los 7 disparos.

*Por razones legales, cambiamos la identidad de la víctima.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.