Getahun se encontró con su familia

Getahun se encontró con su familia

No habla español ni inglés, no sabe moverse en la ciudad y no tiene amigos en Bogotá, pero Azab Feredgn está feliz en Colombia. Al país llegó hace dos semanas desde Etiopía, después de muchos intentos por reunirse con su esposo, Getahun Terefe, un refugiado que vive hace casi tres años en Colombia.

29 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Cuando se bajó del avión en el aeropuerto Eldorado a ella no se le vio ni una sonrisa. Estaba muerta del pánico pensando que la gente de inmigración la iba a devolver. Su temor tenía una razón: los representantes de ACNUR duraron más de una hora dando explicaciones en el aeropuerto de Addis Abeba para que las autoridades de Etiopía la dejaran salir del país a ella y a su hijo Betemary.

La misma gente de ACNUR, pero los que trabajan en Bogotá, fueron los que le devolvieron la calma después de las 20 horas de vuelo. El letrero con el símbolo del organismo humanitario fue la señal que le dio la certeza de que estaba entre amigos.

Llegó vestida de blanco y de la mano de Betemary, un sonriente niño de 6 años que brincó cuando vio a lo lejos a su papá Getahun. En el encuentro todo fue besos, abrazos y lágrimas.

No se veían desde el 2006, cuando Getahun salió de Etiopía hacia Centroamérica en busca de refugio, porque la vida se le complicó después de que un escrito suyo de opinión sobre la situación de su país fue encontrado en manos de un dirigente opositor del gobierno.

Entonces vendió lo que tenía y se fue a Cuba y luego a Bolivia y como ninguno de los dos países le daba las garantías para quedarse, gestionó en La Paz con las embajadas de Perú, Venezuela y Brasil la visa de turista, que tampoco consiguió. Finalmente fue en la delegación de Colombia en donde consiguió la visa de turista para viajar a Bogotá.

Desde que se reencontraron, Getahun, Azab y Betemary han dedicado las horas a contarse historias: ella, los detalles de lo duros que fueron estos años sin él en Etiopía y de episodios como las cinco veces que tuvo que cambiar de casa para evitar el hostigamiento de los que iban a preguntar por su esposo.

Y él, de todas las vueltas que tuvo que dar desde que llegó a Colombia, hasta conseguir su empleo de profesor de inglés en Bogotá.

Ahora, los tres juntos se sienten muy cómodos en la capital. La comida colombiana les gusta y la falta de picante la resuelven con los condimentos que trajo Azab de su país, el clima es parecido al de su ciudad, Bogotá es más grande (tiene unos 5 millones más de habitantes), pero hasta ahora no se han sentido agobiados. Todo lo contrario. El primer fin de semana después del reencuentro se fueron los tres hasta Salitre Mágico y aunque el recorrido de ida duró como una hora, disfrutaron mucho del viaje y de los juegos mecánicos.

Por estos días, Getahun y Azab están dedicados a trazar los planes de su futuro en Colombia. Por lo pronto, buscan que ella y su hijo puedan aprender español. Con el apoyo de ACNUR y de Pastoral Social, Azab espera entrar a la Nacional, y Betemary aguarda un cupo en un colegio de la capital. Mientras tanto, se la pasan en el apartamento que comparten con otro un paisano suyo refugiado.

Getahun y Azab también sueñan con conseguir empleos en los que puedan ejercer los oficios que saben (ingeniería electrónica y enfermería). Y sino, montar un negocio.

A eso se piensan dedicar mientras vuelven a su país, pero en todo caso saben que estando los tres juntos todo va a ser más fácil.

- Cifras de refugiados En el 2007, el número de refugiados en el mundo alcanzó un total de 11,4 millones.

Hay más de 70 mil refugiados colombianos en diferentes partes del mundo, según la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Cerca de 500 mil colombianos en países vecinos podrían requerir protección internacional.

2.500 colombianos pidieron asilo en España en el 2007, según autoridades de ese país.

Solo el año pasado, los pedidos individuales de asilo aumentaron en un 5 por ciento.

En Colombia hay alrededor de 200 refugiados de otras partes del mundo.

Afganistán es el país de origen del mayor número de refugiados: 2’108.000 (enero de 2007)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.