No quieren subir tasa de usura

No quieren subir tasa de usura

La Superintendencia Financiera deberá certificar mañana las nuevas tasas de interés máximas que se pueden cobrar para no incurrir en el delito de usura.

29 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Si bien esta es una práctica rutinaria de cada trimestre, esta vez las autoridades están enredadas con el microcrédito, dado que los cálculos técnicos de Asobancaria dan para que el límite suba a 47 por ciento, nivel que el Gobierno no puede permitir, pues iría en contra de su política de fomentar la financiación para los pequeños negocios.

Tradicionalmente, la tasa de usura ha servido como referencia para las tasas de interés que cobran los bancos, que por lo general se mueven en la misma dirección que el techo impuesto por el Gobierno e incluso en tarjetas de crédito y en microcrédito siempre están muy ‘pegadas’ del tope máximo. Así, el costo de comprar con tarjeta era en promedio en julio de 30,76 por ciento, frente a una tasa de usura de 32,27 por ciento.

En lo que respecta al microcrédito, la tasa promedio estaba en 31,48 por ciento, frente a un límite de 33,93 por ciento. Por el contrario otros tipos de crédito, como el comercial, que es para las empresas y cuya usura es la misma de las tarjetas, tiene un costo muy por debajo del límite (19,95).

Desde abril del 2007, el Gobierno decidió certificar una tasa de usura diferente para el microcrédito, atendiendo el pedido de bancos y demás financieras. Entre las alternativas que se estarían barajando estaría la de modificar la fórmula de cálculo de la tasa de usura para que la de microcrédito no suba tanto o mantenerla congelada por más tiempo. Fuentes del Gobierno aseguraron que la segunda opción es la más probable.

Colombia, atrasada en desarrollo financiero .

FRANCISCO AZUERO* El Foro Económico Mundial acaba de publicar por primera vez su Informe de Desarrollo Financiero, en un momento oportuno. Aparece precisamente cuando la crisis hipotecaria de Estados Unidos ha obligado a la Secretaría del Tesoro y a la Reserva Federal a cambiar completamente los esquemas de intervención sobre el sector, a oficializar entidades financieras, a proponer un gigantesco programa de ayuda financiado con recursos públicos, y cuando las cinco grandes firmas de banca de inversión desaparecen, o son absorbidas por otros bancos tradicionales.

Llama la atención que el país que encabeza en dicho informe el ranking de desarrollo financiero es, precisamente el que es hoy el epicentro de la crisis mundial: Estados Unidos. El índice cataloga a este país como el cuarto a nivel mundial en términos "Índice de Estabilidad" y el primero en el factor "Propiedad pública de bancos", es decir, en donde el peso del sector público es menor.

Las cosas comenzaron a cambiar en la semana misma de presentación del informe, con la oficialización de Freddie Mac, Fannie Mae y AIG, los primeros, posiblemente, de una larga lista. Lo anterior nos sirve para relativizar un poco estos informes. En momentos en que existe consenso general entre los estudiosos del tema, e incluso entre los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos, de que la débil regulación sobre el sistema financiero facilitó la imprudencia de los bancos en la administración de sus riesgos, no aparece en este informe un indicador sobre la calidad de la regulación financiera.

Simplemente se habla del "peso de la regulación económica", que envía el mensaje de que siempre es mejor una menor regulación.

Esto es simplemente la consecuencia de la metodología: estos indicadores institucionales son el resultado de encuestas a ejecutivos, y no siempre lo que le conviene a los ejecutivos es lo que óptimo para la sociedad.

¿Cómo le fue a Colombia? Dentro de los 52 países estudiados, ocupamos el puesto 44 en el índice general de desarrollo financiero. En el pilar Mercados financieros obtuvimos un deshonroso puesto 47. En el indicador "costo de registrar propiedades" ocupamos un puesto alto: el 18.

A juzgar por las historias que comienzan a conocerse sobre la facilidad con la que los grupos ilegales han registrado a su favor propiedades arrebatadas a sus víctimas, tal vez lo que se necesita en este tema es una mayor vigilancia y control. Estamos en los últimos lugares en "Depósitos bancarios con relación al PIB" (puesto 50): superamos únicamente a Nigeria.

¿Qué le pasa a nuestro sector financiero? ¿Será todo consecuencia del aberrante 4 por mil? Ocupamos el puesto 48 en "Deuda privada con relación al PIB".

En este indicador se contabiliza la circulación de títulos transables de deuda nacional e internacional emitida por empresas privadas. Ocupamos también los últimos lugares en "disponibilidad de capital de riesgo", "facilidad de acceso al mercado accionario local”, y en "facilidad de acceso a préstamos". Con todas las limitaciones que pueda tener este informe, las autoridades y los bancos tienen un importante material de estudio sobre el estado de desarrollo de un sector clave para la competitividad del país.

* Profesor Asociado Facultad de Administración Universidad de los Andes. Franciscoazuero.blogspot.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.