UN MUÑECO DE AMBIENTE

UN MUÑECO DE AMBIENTE

Brujas deformes y con cara de tontas, espantapájaros de dos metros que no pretenden asustar a nadie y muñecos de narices largas, son parte de la familia de Irene y Marlene Pachón, dos hermanas que se dedicaron a recrear la ecología.

09 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Y es que desde hace nueve años estas mujeres, ayudadas de otras veinte personas, andan por el mundo recogiendo cortezas, hojas, árboles caídos y otros objetos que se encuentran en el piso, y crean muñecos de todos los tamaños, el principal de los cuales es Sito, insignia del taller.

Sito, palabra indígena que significa pájaro, está hecho con palitos, pedazos de fique, telas de algodón y un animal que vuela como la mariposa, que es lo que le da libertad.

El muñeco, que trabaja con la Radiodifusora Nacional y, junto con la Tortuga Serafina y Pinocho, lleva todos los sábados un mensaje ecológico a los niños, está viajando junto con otras creaciones, a Alemania, Estados Unidos, Suecia, España y Australia, entre otros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.