AVANZA COQUETEO CON MERCOSUR

AVANZA COQUETEO CON MERCOSUR

La búsqueda de un acuerdo comercial entre el Grupo Andino y Mercosur, a pesar de ir por buen camino, tiene que superar todavía algunos obstáculos.

09 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Aunque los miembros del mercado del Cono Sur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) aceptan parte de las propuestas presentadas por el Grupo Andino, no quieren saber nada del principio de asimetría.

La adopción del principio de asimetría consiste en darle a la naciones menos desarrolladas un trato preferencial respecto a las más industrializadas. Es decir, la oportunidad de tener un mayor tiempo de prepararse para la competencia.

Mercosur no lo quiere así y su propuesta va en el sentido de realizar una liberación en las mismas proporciones para los dos bloques, lo que dejaría en ventaja a Argentina y Brasil, cuyas industrias son más avanzadas.

Sin embargo, esta posición no es definitiva y los negociadores de Mercosur están realizando consultas internas para despejar el panorama.

Es más, en los próximos días citarán a una nueva reunión al Grupo Andino, en la cual esperan analizar nuevas alternativas para facilitar la conformación de un bloque comercial fuerte en toda América del Sur.

El viceministro de Comercio Exterior, Mauricio Reina, es optimista frente a este proceso y señaló que aunque hay algunas diferencias, puede lograrse un acuerdo benéfico para la región.

Qué pasó? En la última reunión en Montevideo se presentó a consideración de Mercosur la propuesta andina, lo que a la postre permitió conocer las diferencias y similitudes.

Entre las coincidencias quedó claro que en materia de compras estatales es mejor avanzar lentamente y firmar un acuerdo marco global, que sea mejorado en el futuro.

También existe un acercamiento en el tiempo que debe durar la liberación, que es de diez años.

Aunque hay coincidencia sobre la necesidad de crear listas de excepciones, no la hay en lo relativo a su tamaño.

Mercosur, negociando como un solo mercado, solicita una lista que sea cuatro veces la del Grupo Andino. Mientras tanto el Grupo pide que las excepciones sean iguales entre cada país y Mercosur. Es decir, si Colombia tiene 200 productos en su lista de excepciones frente a Mercosur, este debe fijar una lista también de 200 productos frente a Colombia.

Mercosur insiste en la generalización de los Acuerdos de Alcance Parcial, es decir que si una nación andina da preferencias a una de Mercosur, debe ampliarlas al resto del grupo. Para ello propone establecer una especie de franjas.

Cómo operarían las franjas propuestas por Mercosur? A los productos con preferencias entre 80 y 100 por ciento se les fijaría una preferencia definitiva de 80 por ciento; es decir que todos los que queden en ese rango pagarían, por ejemplo, un impuesto del 20 por ciento.

Los que la tienen entre 40 y 80 por ciento se les aplicaría una preferencia de 60 por ciento y a las que están entre el rango de cero y 40 se les dejaría definitivamente en 40 por ciento.

El Grupo Andino no está de acuerdo con esta iniciativa, ya que las preferencias que tiene de parte de Mercosur se encuentran entre 80 y 100 por ciento. Mientras que en sentido contrario, el mercado del cono sur tiene la mayor proporción de sus preferencias entre 0 y 40 por ciento de parte del Grupo Andino.

La propuesta andina incluye salvaguardias cambiarias para evitar que situaciones coyunturales adversas en cualquiera de las economías afecte el resto del nuevo bloque. Sobre eso no se ha concretado aún nada de parte de Mercosur.

Sin embargo, no hay mayores inconvenientes en las negociaciones en aspectos como las barreras no arancelarias, normas específicas de origen y las normas técnicas, donde se han dado pasos gigantes en opinión de los entendidos.

Fortaleza para negociar De concretarse un acuerdo entre el Grupo Andino y Mercosur, se cubriría el 70 por ciento del comercio de los países miembros de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi).

Esa integración entre los dos bloques fortalecería el poder de negociación de Suramérica con relación a naciones más desarrolladas, o con otras áreas comerciales como la propia Unión Europea (UE) o grupos asiáticos.

Los cuatro miembros de Mercosur se acercaron inicialmente a los países andinos de manera individual y plantearon una liberación comercial sin incluir temas como barreras no arancelarias, compras del Estado, normas técnicas ni subsidios. Sin embargo, en el primer encuentro dieron a conocer su intención de reducir sus exigencias.

Por esta razón, aspectos como normas fitosanitarias, procedimientos, regulaciones y normas técnicas, dejarán de ser los tradicionales obstáculos cuando no hay aranceles.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.