DESALOJADOS SE TOMAN CANCHA DE VILLA ESTADIO

DESALOJADOS SE TOMAN CANCHA DE VILLA ESTADIO

Por lo menos cien personas de las que fueron desalojadas el jueves de los predios Los Cusules y Los Caimitos , se tomaron ayer una cancha de fútbol de la urbanización Villa Estadio, frente a la iglesia del Espíritu Santo .

01 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Con sus muebles viejos, colchones, talegos de ropa sucia, ollas y demás enseres, permanecían bajo los árboles o en carpas que armaron, sin saber para donde coger.

Nos tuvimos que venir para acá porque en realidad no tenemos a donde ir , dijo Mario Vásquez, mientras se enjugaba los ojos con el dorso de la mano derecha tratando de ocultar el llanto.

A mi echaron hace 3 meses de una casa en el barrio Las Nieves porque debía dos meses de arriendo, y no tuve otra alternativa que conseguir un lote aquí con la esperanza de tener por fin una casa , agregó con la mirada enrojecida.

Al mediodía de ayer la Policía y los dos buldozers terminaban las tareas de destrucción de los 4 mil cambuches que lograron levantar las 20 mil familias durante los últimos 3 meses.

La mayoría de los invasores de las 49 hectáreas se habían marchado del lugar, sólo quedaban unas 300 personas en los alrededores de la parte posterior del terreno, recogiendo la madera con la que levantaron sus improvisadas viviendas.

En muchos se notaba la tristeza por lo que les había pasado y amenazaban con bloquear la calle Murillo hacia Granabastos para presionar a la administración de Soledad a que les resolviera el problema de vivienda.

Otros intentaban convencer a los demás para organizar una marcha hacia la alcaldía de Soledad o a la Gobernación del Atlántico. Ninguno se puso de acuerdo.

Las personas que se ubicaron ayer en la cancha se quejaban de malos tratos sicológicos por parte de los agentes de la Policía.

Nos tienen amenazados que si no nos vamos de aquí nos van a quemar las cositas que tenemos, y eso, aunque no es agresión física, produce un malestar en nosotros que no tenemos para donde irnos , señaló Luz María Segovia una joven madre de una niña de 11 meses.

Yo dormí con mi niña en el atrio de la iglesia, totalmente a la intemperie , agregó la joven oriunda de Cucuta.

Los desalojados manifestaron que además de la vivienda le faltaban alimentos, agua, drogas para niños enfermos y un lugar donde satisfacer sus necesidades fisiológicas.

Entre tanto los propietarios del lote invadido procedían ayer a cercarlo con madera y alambre de púas.

La Policía tiene varios piquetes en el área a fin de evitar una nueva ocupación del predio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.