JAPÓN RINDE CULTO AL ASEO

JAPÓN RINDE CULTO AL ASEO

El aseo, principio básico de convivencia y desarrollo se puede convertir en una obsesión, en un reto o un punto de perfección material y o ritual entre los pueblos. Muchas son las culturas famosas por sus actitudes frente al aseo. Unos por ser muy limpios, otros por no ser tanto; pero entre los del primer grupo nadie le puede ganar a la cultura japonesa, quien rinde una verdadera reverencia ritual a la higiene.

30 de mayo 1996 , 12:00 a.m.

Socialmente los japoneses mantienen dentro de toda su cosmovisión tradicional un espacio importante a la limpieza. Mayor aún que en otras naciones.

Por ejemplo en Japón el baño diario se realiza con una frecuencia mínima de una vez..

Además, la higiene tiene también connotaciones de respeto y reverencia con el prójimo.

Uno de sus comportamientos más conocidos en este aspecto lo tiene el hecho de quitarse los zapatos al entrar a una casa o templo y sustituirlos por otro calzado.

Esta práctica la mantienen, ; evitando así que se ensucie el lugar y que bacterias que trae el visitante del entorno se aposenten en la residencia.

Los japoneses son tan cuidadosos que si presentan alguna afección respiratoria, enfermedad infecto contagiosa o gripe, previenen el contagio con las demás personas, utilizando protectores bucales. Al utilizar teléfonos públicos, los japoneses se cuidan de no dejar rastros de saliva y gérmenes tapando la bocina con un pañuelo o papel desechable.

Es común ver en las calles a personas que caminan a sus sitios de trabajo o universidad con una mascarilla para no contaminar a nadie.

Escondidos entre ejecutivos, caminantes, niños y jóvenes pasan con su mascarilla sobre la cara. No hay sorpresas ni miradas de asombro, pues su cultura sabe lo que eso significa.

La tecnificación de la limpieza los ha llevado a extremos verdaderamente preocupantes y hasta insólitos, vistos desde la óptica de la cultura occidental.

Elementos cotidianos, tratados contra gérmenes; lapiceros con antisépticos, manubrios de bicicletas y motos libres de bacterias y hasta cajeros automáticos que esterilizan billetes y sanitarios con un complejo tratamiento de limpieza, dan cuenta de que cuando los japoneses hablan de aseo se lo toman muy en serio.

A primera vista puede parecer una actitud positiva, pero como decía Descartes, todo en exceso es perjudicial , el afán de limpieza de los japoneses se puede convertir en un problema de salud, por la no generación de anti cuerpos al no exponerse el cuerpo a las bacterias.

La higiene, símbolo de salud y desarrollo llega su pico más alto en la cultura japonesa, una cultura que maneja el concepto de una higiene y salud impecables a nivel social, individual y hasta ritual.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.