Consultorio

Consultorio

27 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Bogotá necesita obras funcionales.

Es preocupación mía y de todo aquel que vive, transita o por alguna razón pasa por Bogotá, la falta de inteligencia de aquellos que planean el desarrollo de las obras.

Ve uno con tristeza cómo reducen la avenida Suba a las 3 de la tarde a un solo carril para cambiar el ‘sello de las losas’, sin importar la congestión que arman, en una hora en la cual la gran mayoría de transportes escolares se dirigen a dejar los niños en sus casas.

Por otra parte es triste ver que la carrera 11 entre 127 y 116 está en un estado deplorable y primero arreglan vías secundarias que las vías que la gente más usa. Además, el mantenimiento de semáforos lo hacen en las horas pico, los arreglos en las principales vías los hacen de día, causando las congestiones más grandes.

La pregunta que siempre me ha rondado la cabeza es: ¿estamos siendo gobernados por tarados que solo les interesa dejar un metro para que los recuerden? ¿O acaso el Alcalde Mayor de Bogotá no es de esta ciudad sino de Chinavita o algún corregimiento, en donde el tráfico vehicular les importa un pito? Quisiera ver la cara de los que votaron por un alcalde tan incompetente, que no vive sino del pasado y no piensa en las obras que necesita la ciudad con inmensa urgencia. Solo la historia dirá si la elección fue la adecuada, ya que la ciudad necesita obras funcionales y no elefantes blancos que se coman el presupuesto.

Luis Carlos Acosta Cuevas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.