Mindefensa insiste en dudas sobre desaparecidos en Soacha

Mindefensa insiste en dudas sobre desaparecidos en Soacha

Las dudas del Ministerio de Defensa sobre las condiciones en las que murieron dos decenas de jóvenes del centro del país, que fueron reportados como bajas en combate con el Ejército, se mantienen una semana después de que las primeras familias fueron notificadas para que iniciaran trámites de entrega de cuerpos.

27 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Ayer, en la ceremonia de ascenso de suboficiales del Ejército en Bogotá, el ministro Juan Manuel Santos se refirió al caso por segunda vez en tres días y, de nuevo, dejó en el aire serios interrogantes: “Me dicen por ahí que todavía hay reductos dentro de nuestra Fuerza Pública que están exigiendo como resultado cuerpos. Yo me resisto a creer que eso sea cierto”.

Y agregó que espera que la investigación que realiza la Inspección General del Ejército no arroje responsabilidades de los militares de Santander y Norte de Santander.

La Fiscalía investiga los casos de 19 muchachos, al parecer de Bogotá y Soacha, que terminaron muertos en acciones de la Fuerza Pública contra las bandas emergentes en Ocaña y en Cimitarra.

“Habrá cero tolerancia con cualquier comportamiento que no esté ajustado al respeto por los derechos humanos”, dijo Santos.

“Preferimos un desmovilizado a un capturado y un capturado a un muerto. No estamos diciendo que bajemos la guardia, pero, eso sí, que no haya incentivos perversos”.

Por orden de Santos, el comandante del Ejército, general Mario Montoya, visitará las divisiones del país para reiterar la advertencia de que el llamado ‘body count’ (medición de éxitos por el número de bajas entre el enemigo) no vale en la guerra que libra el Estado colombiano contra los armados ilegales.

En este momento, la Fiscalía tiene cerca de 400 procesos que comprometen a centenares de miembros activos y retirados de la Fuerza Pública en homicidios fuera de combate. Hay coroneles detenidos.

Los casos de los llamados ‘falsos positivos’ han cuestionado especialmente a unidades militares de Antioquia y Córdoba, en el noroccidente, y del Meta, al oriente del país. Ahora, aparecen dudas sobre las operaciones de las brigadas de Norte de Santander El fiscal Mario Iguarán dijo que eso no solo está ocurriendo en Soacha sino en otros lugares. “Hay que penalizar con la cadena perpetua a quien se dedica a reclutar menores para hacer la guerra”, añadió. La Oficina para los Derechos Humanos de la ONU dijo que ya advirtió a las autoridades sobre denuncias de desaparición y muerte de jóvenes en ciudades como Montería y Medellín y en municipios como Toluviejo (Sucre), Sahagún (Córdoba) y Remedios (Antioquia).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.