DISMINUYEN HOMICIDIOS COMETIDOS POR OFICIALES

DISMINUYEN HOMICIDIOS COMETIDOS POR OFICIALES

Los homicidios, que son las conductas más graves que se les atribuyen a los oficiales de alto rango de la Policía Nacional, disminuyeron en un nivel cercano al 30 por ciento, entre 1993 y 1994. Así lo cree la Procuraduría General de la Nación.

07 de abril 1995 , 12:00 a. m.

Entre 1990 y 1992, la Delegada para la Vigilancia de la Policía sancionó a miembros de esa institución, por 79 homicidios, mientras que en el lapso comprendido entre 1993 y lo que va corrido de 1995, sólo fueron investigados y sancionados 34 oficiales, por denuncias que se relacionan con los mismos delitos.

En un informe presentado al Procurador General de la Nación, Orlando Vásquez Velásquez, la delegada para la vigilancia de la Policía, Martha Inés Palacio Jaramillo, señala que una disminución similar se registra en los delitos que tienen que ver con lesiones personales, detenciones arbitrarias, allanamientos y amenazas a la población civil.

Palacio Jaramillo aclaró que para elaborar el informe se tomó el universo de oficiales de la Policía Nacional cuyas conductas fueron o son investigadas, en respuesta a las denuncias que aparecen registradas en las distintas delegadas del Ministerio Público.

No obstante, la funcionaria señaló que de esta investigación se excluyó a los generales, no porque tengan algún fuero especial, sino porque es al propio Procurador General a quien le corresponde investigarlos y sancionarlos si ese es el caso.

Al revisar sus archivos, la Procuraduría encontró que mientras en 1992 se presentaron 1.520 quejas contra oficiales ante la delegada para la vigilancia de la Policía, en 1993 se presentaron 1.250 quejas, y solo 800 en 1994.

Estas cifras llevan al Ministerio Público a pensar que es vertiginoso el decrecimiento de los niveles de corrupción de esa fuerza.

La Procuraduría cree que el cambio de actitud por parte de la Policía se debe a las campañas de concientización de la comunidad, que se ha encargado de señalar en forma permanente a los miembros de esa institución, por sus buenas o malas actuaciones, lo que se ha convertido en un marco de constreñimiento de sus actuaciones.

La delegada considera, además, que también han dado resultados las políticas de sanciones permanentes que se montaron desde la Procuraduría de Carlos Gustavo Arrieta Padilla y que se han fortalecido con la actual administración.

No obstante, el Ministerio Público no descarta que la misma Policía haya logrado depurar sus filas gracias al acoso social en que se vio abocada en sus peores años de credibilidad.

Palacio Jaramillo es optimista en pensar que estas estadísticas son un claro indicio de que a mediano plazo la Policía Nacional habrá logrado reducir los altos niveles de desprestigio y que recuperará la credibilidad y el respeto de la ciudadanía.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.