LEY SECA POR PARO DE MÉDICOS

LEY SECA POR PARO DE MÉDICOS

A partir de hoy y mientras dure el paro de médicos del Hospital Federico Lleras habrá ley seca en Ibagué. Igualmente, se prohibió hasta el lunes de pascua el porte de armas con salvoconducto.

08 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Las medidas fueron promulgadas por los gobiernos departamental y local, al igual que por el Comando de la Sexta Brigada del Ejército.

El cese de actividades de los profesionales de la salud que laboran en el primer centro asistencial del Tolima comenzó a las 6 de la tarde de ayer.

Sesenta y dos galenos que presentaron hace un mes su renuncia al director del Hospital, Julio Alfredo Lozano Guillén, la hicieron efectiva ayer al dejar de laborar por tiempo indefinido como protesta a la política salarial del Ministerio de Salud.

Un médico gana en promedio 650 mil pesos, mientras que un juez, que es su equivalente en tiempo de estudio, devenga un millón y medio.

Los especialistas y médicos generales expresaron, por intermedio del presidente de Asmedas, Gentil Gómez Mejía, que no trabajarán hasta que el Ministerio de Salud se pronuncie sobre la nivelación salarial a que ellos aspiran.

Lozano calificó la situación de delicada y dijo que trasladarán a los hospitales de Pereira, Armenia y Girardot a los enfermos que lo requieran.

Por su parte, el Secretario de Salud del Tolima Arcesio Perdomo dijo que la Ley Seca se mantendrá hasta que sea solucionado el problema médico, pues según lo expresó, el Hospital Federico Lleras no está en condiciones de atender casos de urgencia producto de la embriaguez.

La protesta de los médicos recibió el apoyo de los profesionales del Seguro Social, de las organizaciones sindicales y las centrales obreras, así como de líderes populares, comunales y cívicos. La parálisis es casi total pues solo se mantendrá restringido el servicio de urgencias.

Las autoridades gubernamentales han solicitado a la opinión pública que en caso de graves enfermedades se desplacen a otros departamentos o a entidades de carácter privado.

Mientras tanto, la salud en Norte de Santander sigue en crisis ya que las autoridades no han podido encontrar remplazo a los 300 médicos que renunciaron esta semana.

La Gobernación abrió un concurso nacional para que los profesionales se vinculen al hospital Erasmo Meoz de Cúcuta y al San Juan de Dios de Pamplona, sin embargo, sólo se había conseguido el 30 por ciento de los médicos.

Los profesionales presentaron hace un mes sus renuncias debido a los problemas salariales y al incumplimiento de los acuerdos logrados con el Ministerio de Salud.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.