REVIVEN ACUSACIÓN CONTRA COLTABACO

REVIVEN ACUSACIÓN CONTRA COLTABACO

La Contraloría General de Antioquia dejó en manos del gobernador Alvaro Uribe el cobro de 530 millones de pesos, a valor de hoy, que la Compañía Colombiana de Tabaco dejó de pagar por impuestos al consumo y venta de cigarrillos entre 1991 y 1993.

08 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Según Rodrigo Pineda Gutiérrez, contralor departamental, después de dos años de investigaciones, la División de Responsabilidad Fiscal de la dependencia a su cargo, concluyó que mediante fingidas exportaciones de cigarrillo la Compañía evadió el pago de impuestos y el Departamento dejó de recibir la suma indicada, que hoy son 1.614 millones de pesos.

Como a la fecha de realizar las operaciones fraudulentas, no estaba en vigencia la Jurisdicción Coactiva, es el Gobernador de Antioquia quien debe proceder al cobro , manifestó.

Con base del Auto 30 del 22 de febrero de este año, que ya fue notificado y ejecutoriado, la Contraloría pidió l Gobernador iniciar una investigación o efectuar el recaudo a través de oficina de ejecuciones fiscales de la Secretaría de Hacienda.

Por su parte, el presidente de Coltabaco, Darío Múnera Arango, dijo que en uno o en otro caso, la Compañía ejercerá sus derechos .

Todo se inició hace un tiempo con el decomiso de 614 pacas de cigarrillo Pielroja en el retén de Copacabana, al norte de Medellín, de otras 850 pacas en las bodegas de Coltabaco y otros decomisos a particulares.

Según directivas de la compañía, los cigarrillos inicialmente estaban destinados a la exportación pero luego sin que se hubiera cumplido ningún trámite se decidió regresarlos a las fábricas de Bucaramanga y Medellín para reempacarlos.

Según la Contraloría, la omisión de informar de la devolución a las autoridades de Rentas de Antioquia constituye un procedimiento anormal. De acuerdo con las consideraciones expuestas en el Auto 30 por parte del ente fiscalizador, la evasión es producto del cigarrillo de exportación que no paga impuestos y que nunca sale o ingresa nuevamente al Departamento.

Para el presidente de Coltabaco, el problema es que algunos de los cigarrillos caían en manos de contrabandistas en el exterior y los traían nuevamente.

La división de Rentas y la Contraloría denunciaron los hechos ante la Fiscalía General de la Nación, que inició una investigación en la que también participaron funcionarios de Rentas, Impuestos Nacionales, Banco de la República, Aduana Nacional, Superintendencia de Cambios y de la misma Contraloría Departamental.

Esa investigación concluyó el ocho de noviembre de 1993 con un fallo absolutorio dictado por la Fiscal 49 donde se ordenó la preclusión de la investigación, ante la inexistencia de hecho punible alguno y se autorizó la entrega definitiva de la mercancía incautada.

Posteriormente, como ente fiscalizador y argumentando independencia en defensa de los intereses del Departamento la Contraloría, que dijo no compartir el fallo de la Fiscalía, inició una nueva investigación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.