COGOBIERNO, TENTACIÓN PARA LOS JUECES

COGOBIERNO, TENTACIÓN PARA LOS JUECES

A las seis de la tarde del ocho de marzo de 1995, el ex gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Girardot, Luis Alberto Castillo, salió del Comando de Policía de esa ciudad. Acababa de cumplir una detención de ocho días por desacato a una tutela, un mes después de que la Corte Constitucional dijera que los jueces no pueden ejercer un gobierno paralelo con este recurso.

09 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Doce meses atrás, la comunidad del barrio Ciudad Montes había logrado, a través de una tutela, que se le dotara provisionalmente de agua en un plazo de 48 horas y de cuatro meses. El líquido se llevó en camiones.

Castillo fue arrestado porque, según sus palabras, era imposible obedecer, ya que la planta de acueducto únicamente tiene capacidad para cubrir al 60 por ciento de la población. El actual gerente, Germán Daniels, dice que la ampliación cuesta siete mil millones de pesos, que se cofinanciarían con la Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter). El año pasado, Acuagiradot terminó con un déficit de 728 millones de pesos.

En este momento se prepara una queja ante el Consejo Superior de la Judicatura, pues Castillo dice que se presentó cogobierno de parte del juez Gustavo Trujillo Cortés, mientras que este afirma que entregó un plazo razonable para el cumplimiento de la orden.

Un fallo de la Corte Constitucional señala que para evitar una administración paralela los jueces deben tener en cuenta las posibilidades reales del Estado. Tenemos que poner los pies en la Tierra al fallar las tutelas , dice el ponente de la providencia, Vladimiro Naranjo.

A pesar de este fallo, esta semana, el Tribunal Superior de Villavicencio sancionó con ocho días de arresto a la ex alcaldesa de la ciudad Yolima Romero Medrano y al gerente de las Empresas Públicas, Gustavo Rojas Reyes, porque no obedecieron una tutela que el pasado seis de julio les ordenaba solucionar en un lapso de seis meses el deficiente suministro de agua en la capital.

El 24 de agosto, la Corte Suprema de Justicia confirmó la sentencia y el fallo actual les exige el pago de una multa de cinco salarios mínimos a favor de la Nación, aunque no se ha definido si se hace efectivo el arresto inmediato, pues están consultando con la Corte Suprema de Justicia.

Cogobierno? El problema surge cuando se pueden confundir el cogobierno y la defensa del derecho fundamental. Y principalmente se presenta en los fallos de los jueces que ordenan obras de beneficio colectivo.

Para eso son las acciones de cumplimiento, que no están reglamentadas, afirma el jurista Luis Carlos Sáchica. Se estaría aplicando mal la tutela. En Colombia no existen servicios públicos en gran parte del país y estos no aparecen con tutelas sino con plata y, si no la hay, qué se puede hacer .

El problema radica, indica el jurista, en que la tutela ha sido un instrumento mal utilizado, está desprestigiado y va camino de la muerte . Serían los casos de la suspensión de vuelos nocturnos ordenada por un juez el año pasado o de algunos programas de televisión, dice el decano de la facultad de derecho de la Universidad Javeriana, Juan Carlos Esguerra.

El año pasado, en Sincelejo, una tutela de la Jueza Segunda Promiscua Municipal ordenó la construcción de un nuevo matadero porque se violaban los derechos a un ambiente sano de la comunidad del barrio Las Delicias.

El entonces alcalde, Jairo Merlano Fernández, dijo que no tenía los 500 millones que costaba la obra y pidió reconsiderar la medida. Ahora, el Concejo estudia la disposición de cien millones de pesos para la obra.

En otro caso, ocurrido en julio del año pasado en la misma ciudad, un juzgado ordenó a la Gobernación canalizar el arroyo Culumuto por los perjuicios que ocasiona en los barrios La Libertad, Las Margaritas y Florencia.

El Gobernador, Edgar Martínez, dijo que sólo podía dragar porque el dinero no alcanza para canalizar, mientras que el asesor jurídico, Jaime Percy Paternina, indicó que le responderían al juzgado con el fallo de la Corte del siete de febrero.

Naturaleza de la tutela Sin embargo, también es de la naturaleza de la tutela intervenir ante los funcionarios, pues por encima de todo está la defensa de los derechos fundamentales.

El típico ejemplo es la salud pública, pues al defender el derecho individual se está salvaguardando el derecho colectivo, por eso, considero que es un error hablar de cogobierno , asegura el ponente de la acción de tutela el Congresito, Juan Manuel Charry.

Sin embargo, uno no puede prohijar el no cumplimiento de la tutela alegando que no hay fondos , asegura el presidente de la Asociación Nacional de Empleados de la Rama Judicial (Asonal-Judicial), Antonio Suárez.

Cuando no hay dinero para las obras, se habla de derechos progresivos, con los cuales el Estado satisface paulatinamente la necesidades de los ciudadanos, pues si no hay plata, nadie está obligado a hacer imposibles , añade Charry.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.