LA RETENCIÓN, UN IMPUESTO ANTICIPADO

LA RETENCIÓN, UN IMPUESTO ANTICIPADO

Por fin una reforma tributaria se acordó de los empleados de ingresos medios. Cuando siempre les miraban los bolsillos para ver si les podían meter más la mano, el proyecto que está preparando el Gobierno plantea dejar exento el 30 por ciento de los ingresos salariales.

09 de abril 1995 , 12:00 a.m.

La mayoría de los trabajadores paga retención en la fuente sobre el 90 por ciento de su salario y ahora se propone darles el mismo beneficio que tienen quienes están en el esquema de salario integral, que son los que ganan más de un millón y medio de pesos mensuales.

Pocas veces se había pensado en una medida de esta naturaleza, no obstante que entre los funcionarios oficiales, los empleadores y el mismo Congreso existe plena conciencia de que los únicos sujetos tributarios que no pueden evadir son los empleados, bien sea públicos o privados. Como reza el dicho popular, por derecha, están clavados .

Aunque unos pocos logran firmar contratos que les permiten recibir parte de su salario por debajo de cuerda , para disminuir la retención y evadir los aportes de la seguridad social, la gran mayoría de los empleados con salarios superiores a 590.000 pesos mensuales tienen que pagar un alto impuesto.

Veamos dónde está la inequidad. Un trabajador que esté bajo el esquema de salario integral, con 1,5 millones de pesos, paga retención en la fuente por un millón 50.000 pesos. De acuerdo a la tabla vigente, le quitan automáticamente 92.050 pesos mensuales, que es el 8,56 por ciento. En todo el año, sus tributos alcanzan a más de 1,1 millones de pesos.

En cambio, otro trabajador que devenga lo mismo, 1,5 millones de pesos al mes, pero bajo el contrato tradicional, le retienen el 13,41 por ciento, es decir 204.550 pesos. En todo el año cancela casi dos millones y medio de pesos en impuestos.

Al analizar esta propuesta en el Congreso, habrá que tener en cuenta algunos aspectos que nunca se han mencionado. El primero: los empleados son los únicos agentes tributarios que le contribuyen al fisco anticipadamente. Por ejemplo, desde enero de este año, con la retención en la fuente, empezaron a pagar los impuestos correspondientes a 1995, mientras que los demás que pagan impuestos lo harán en 1996.

Si un trabajador pudiera tener y manejar durante todo el año lo que paga por retención, seguramente le podría sacar un buen rendimiento financiero, lo cual en la práctica le reduciría sus tributos. Por ejemplo, un gerente de una empresa mediana, con un salario de 3,0 millones de pesos mensuales, paga una retención mensual de poco más de 600.000 pesos. Si tuviera la oportunidad de trabajar con esos recursos, les podría sacar más de 150.000 pesos de intereses en el año. Y eso, sumado de mes en mes, resultaría bastante jugoso.

Aparte de perder la oportunidad de obtener un recurso financiero, hay otras inequidades que no se han mirado y que valdría la pena que las analizara el Congreso. Mientras que un trabajador que tenga un contrato con una empresa de salud prepagada puede descontar ese gasto de su salario para disminuir la retención, quien paga lo mismo o más al Instituto de los Seguros Sociales no tiene el mismo derecho. Ahora que esas empresas de salud y el ISS son en sentido estricto lo mismo, es decir Empresas Prestadoras de Servicios de Salud (EPS), es preciso que el Congreso y el Gobierno aclaren ese punto en la nueva reforma.

Otro punto que también se debe discutir es que existe una relativa doble tributación. Actualmente se paga retención en la fuente por los aportes que un trabajador hace para pensión y salud. O habría que pensar en aportar para la seguridad social sólo por el ingreso neto. es decir descontando la retención. Es decir, los aportes serían deducibles.

Y queda un tercer aspecto que también refleja cierta inequidad. El asalariado paga retención anticipadamente, pero si tiene derecho a que le hagan una rebaja por los pagos de un préstamo de vivienda, le toca esperar hasta el año siguiente. Si obtiene un préstamo en enero y desde ese momento comenzó a pagar cuotas, por qué razón no se le puede tener en cuenta ese monto para disminuirle la retención?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.