LA APERTURA CHINA ECHA EL FRENO

LA APERTURA CHINA ECHA EL FRENO

Las crisis económicas tanto internas como internacionales le han restado velocidad al rápido proceso de reformas de China.

07 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Los responsables de la política china dicen que quieren evitar el tipo de fiasco financiero que se ha visto en México y no quieren ser golpeados por problemas como los de Barings PLC en febrero pasado. Tras los casos de México y Barings, se ha desatado una serie de reuniones y estudios del gobierno para ver si China podría enfrentarse una crisis similar.

El gobierno central está muy preocupado , sostiene Yang Fan, economista de la Academia China de Ciencias Sociales, que hace poco realizó dos conferencias sobre la situación mexicana. La conclusión del encuentro fue que China es un caso diferente del de México.

Pero queremos evitar esa posibilidad .

Después de largas conversaciones, los dirigentes políticos chinos parecen haber llegado a una conclusión: La reforma económica no se detendrá, pero se desacelerará temporalmente .

La consigna del día es la precaución. El miércoles Pekín anunció que restringiría las transacciones de futuros de metales. Unos días antes, China informaba que solicitaría menos préstamos del extranjero. Incluso se han suspendido algunos proyectos eléctricos, que son de los blancos preferidos por la inversión extranjera.

La táctica de ir más lento no es nueva. Pekín ha tratado de obtener créditos y dinero desde mediados de 1993, cuando dio a conocer los controles macroeconómicos para enfriar su recalentada economía. Pero ahora redobla sus esfuerzos por alejarse de los mercados especulativos de propiedad y acciones y ha vuelto a los anticuados métodos de planificación central, a menudo a expensas de las reformas de mercado.

Los analistas sostienen que una razón muy sencilla es que China ha llegado a un momento muy difícil en su proceso de reformas.

Después de haber realizado las reformas más fáciles, el país ahora se enfrenta a los retos más complejos de reorganizar las empresas estatales _muchas de las cuales pierden dinero_ y la reforma del decrépito sistema bancario.

Para complicar más el intrincado asunto, el patriarca Deng Xiaoping está cada vez peor de salud. Importantes funcionarios con fama de posturas conservadoras, entre ellos el jefe del partido comunista Jiang Zemin, están más ansiosos que nunca por seguir las reformas impopulares para favorecer la estabilidad, dicen los analistas.

Con todo, la reforma de las empresas estatales de este año comenzará con una valoración de sus activos en el mercado para luego mejorar los sistemas de gestión, dice un funcionario de Comisión Nacional de Reestructuración Económica. No habrá nuevos avances.

Los máximos líderes] no ven motivo para revolver el gallinero , declara.

Los analistas señalan que la falta de progreso en el sector estatal no ha obstaculizado la reforma del sistema bancario. Hace poco se aprobó una nueva legislación para el banco central y la ley para la banca comercial está en camino. Sin embargo, el banco popular de China y cuatro bancos estatales que se reestructuraron como bancos comerciales todavía deberán responder al gobierno.

Pekín responde a los problemas del país volviendo a sus raíces: la planificación central.

El problema de la inflación por ejemplo, se ha mantenido en niveles alarmantes a pesar de casi dos años de esfuerzos del gobierno y pequeños indicios de que el asunto mejoraría a principios de este año. La nueva estrategia de Pekín, dice Zhou Yuan, gerente de Unión de Bancos Suizos en China, es poner cada vez más controles administrativos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.