TUTELA CONTRA INTERVENCIÓN DE NIETO ROA

TUTELA CONTRA INTERVENCIÓN DE NIETO ROA

Mientras los congresistas se alistaban para iniciar el séptimo día del debate, el magistrado Luis Humberto Ricaurte llegó silenciosamente a la Cámara para practicar una serie de pruebas.

05 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Las diligencias del jurista enviado por el Tribunal Superior Judicial de Bogotá no tenían sin embargo relación directa con el expediente abierto al presidente Samper sino con una acción de tutela que busca sacar del tinglado de la controversia al abogado Luis Guillermo Nieto, defensor del Jefe del Estado.

La acción de tutela, primera de su género contra una corporación legislativa en pleno, fue impulsada por la representante Alegría Fonseca (lib-Bog).

Según ella, al aprobar mayoritariamente la intervención de Nieto, la Cámara está desconociendo derechos sustanciales de sus miembros, que en este momento cumplen una tarea excepcional como fiscales y deben actuar libres de presiones e interferencias para calificar el mérito de los cargos hechos al Primer Mandatario.

El magistrado Gutiérrez llegó al Congreso a las diez de la mañana acompañado del secretario de la sala penal del Tribunal, Luis Evelio González Marín. Los dos se trasladaron de inmediato a la secretaría general de la Cámara, donde exigieron entrega del acta de la sesión plenaria del 29 de mayo, en la que Nieto obtuvo la votación mayoritaria.

También recibieron de manos de Diego Vivas Tafur, secretario de la corporación legislativa, una edición de la Gaceta del Congreso del viernes 19 de abril, en la cual está publicado el alegato de conclusión presentado por el representante judicial del Presidente.

Con este documento el investigador buscaba corroborar la afirmación hecha por la representante Fonseca en el sentido de que la intervención de Nieto se había agotado con la entrega de ese alegato y que, en consecuencia, no podía seguir interviniendo válidamente en esta fase del proceso cuando ya estaba cerrada la práctica de pruebas.

Según enemigos de la participación de Nieto, la acción de tutela bien puede llenar el vacío que se abrió cuando la plenaria hizo caso omiso a una proposición presentada el lunes por el representante Rodrigo Echeverry (Ant) quien buscaba que se reabriera el debate sobre el particular.

A partir de ayer corre un término de 10 días para que el tribunal decida si la tutela procede o no.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.