GUZMÁN BUSCA REIVINDICACIÓN

GUZMÁN BUSCA REIVINDICACIÓN

Diego Guzmán y Andrés Felipe Gómez son los pilotos colombianos que están en turno para actuar este fin de semana en pistas internacionales. Guzmán hace su tercera incursión en los Indy Ligths en el circuito callejero de Long Beach, California. Andrés Felipe Gómez salta al cemento del viejo aeropuerto de Sebring, Florida, para disputar dos intensas carreras que le ponen punto final a la serie de fórmula Ford Skip Barber de esa región americana.

08 de abril 1995 , 12:00 a. m.

Gómez llega ubicado en el tercer lugar de la serie después de 12 competencias que se iniciaron en septiembre de 1994. Está a 13 puntos del piloto que comando las acciones, el estadounidense Tonny Renna, quien acumula 190 unidades. Tras Renna figura Robert Cobun, quien ha sido el más constante en la cabeza del torneo y quien ha mantenido un estrecho mano a mano con Gómez. Cobun tiene 189 puntos, lo cual explica por sí solo la intensidad de estas dos carreras de Sebring.

Cualquier cosa puede suceder pues cada carrera da 20, 15, 12 y 10 puntos para los primeros clasificados y hay mucha presión sobre los dos punteros, lo cual podría beneficiar al joven Andrés Felipe Gómez, quien a la expectativa puede ser el mas favorecido de esta rivalidad.

La carrera de Sebring comenzó ayer viernes con las clasificatorias y tiene un primer capítulo este sábado y el definitivo el domingo al mediodía.

En el otro extremo de los Estados Unidos, Diego Guzmán vuelve a la pista con la imperiosa necesidad de al menos terminar la tercera válida de Indy Ligths. Como se recuerda, el crédito colombiano ha tenido dos jornadas negras pues en Miami se estrelló en la primera vuelta y en Phoenix, hace una semana, también se accidentó, aunque había brillado previamente pues consiguió puntear algunas vueltas y coronar una excelente salida desde el sexto lugar hasta la cabeza.

Para Guzmán, el arranque de 1995 ha sido amargo y muy en contravía de sus aspiraciones en materia de resultados, aunque debe sentirse muy motivado por el corto muestreo que consiguió en Phoenix. Clasificar sexto en un óvalo cuyas características no conocía es un buen guarismo teniendo en cuenta los especialistas de la materia que estaban en acción.

Y, en segundo término, haber conseguido puntear demuestra que está en posibilidades de figurar una vez se sacuda de la mala racha. Por eso, para él más que un resultado, Long Beach es una meta que debe lograr a cualquier precio para establecer una verdadera información sobre la distancia completa de una carrera y el manejo de los parámetros que varían con el kilometraje, los tanques llenos y luego vacíos, la degradación de las llantas, etc.

Entretanto, en Inglaterra, luego de su arranque en la Vauxhall Lotus, con un cuarto lugar, Juan Pablo Montoya tuvo una semana libre pero en estos días trabajará en la pista de Brands Htach para preparar su segunda incursión en el torneo. Allí tiene ensayos miércoles y jueves, con miras a la competencia del lunes de pascua.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.