Seguridad, ¿política de Estado?

Seguridad, ¿política de Estado?

La bancada del partido de ‘la U’ y el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, propusieron ayer que la seguridad democrática del presidente Álvaro Uribe se convierta en una política de Estado.

25 de septiembre 2008 , 12:00 a. m.

Y para ello plantearon una fórmula: “Se habló de la posibilidad de que haya un acto legislativo que busque que la seguridad democrática no sea una política de gobierno sino de Estado”, dijo el representante Mauricio Lizcano, tras la reunión de los parlamentarios en el Club de Banqueros, en la que se buscaba coordinar temas legislativos del Ministerio en el Congreso.

Esta propuesta respondería a una idea que plantea Uribe cada vez que le preguntan si va a aspirar por tercera vez a la Presidencia. Él se ha limitado a responder que se deben reelegir sus políticas de Gobierno.

Lizcano agregó que el ministro Santos concertará el proyecto con todas las colectividades y una vez se haya completado este proceso será radicado en el Congreso.

El mismo Santos explicó que “se propuso que sea un proyecto consensuado de todos los colombianos y no solo de un partido o un Presidente (…) vamos a presentar el proyecto en el futuro cercano”.

No obstante, algunos le dieron menos importancia al tema, como la senadora Adriana Gutiérrez, quien aclaró que hasta ahora no hay ningún texto y sostuvo que solo fue “una idea que se planteó en la reunión”.

Para otros, resulta innecesario incluir en la Carta del 91 la política de seguridad democrática.

Según el ex magistrado de la Corte Constitucional Alfredo Beltrán “esto sobra porque en la Constitución están las bases en las que se establece que uno de los fines del Estado es la protección de todas las personas. Esto más bien parece un propósito político de un partido”, dijo.

El senador Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático, desestimó por completo la idea: “En Colombia sigue habiendo horrores y desplazamiento y si eso es lo que está sucediendo, no me parece por qué tiene que elevarse a política de Estado (…) eso es politiquería del partido de ‘la U’ ”, dijo.

La senadora liberal Cecilia López calificó la idea como “arrogante”, al considerar que la Seguridad Democrática “no es perfecta” y que no se puede “comprometer a los gobiernos venideros”. Añadió que, si bien hay avances en materia de seguridad, “el talón de Aquiles de este programa ha sido el desplazamiento que, de acuerdo con estadísticas, ha aumentado”.

No todos en la oposición rechazaron la idea. Gustavo Petro, senador del Polo Democrático, reconoció que es partidario de acompañar la iniciativa “siempre y cuando implique una Fuerza Pública respetuosa de los derechos y libertades de todas los ciudadanos”.

El congresista reconoció que hasta el momento la política de seguridad ha funcionado, pero advirtió que esta sólo marchará mientras haya “una situación de guerra”

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.