Corea del Norte reanuda su programa nuclear militar

Corea del Norte reanuda su programa nuclear militar

En un claro desafío a la comunidad internacional, Corea del Norte eliminó ayer un centenar de precintos de Naciones Unidas de su planta de reprocesado de uranio en Yongbyon, y puso fin al proceso de desnuclearización al que se había comprometido el año pasado en virtud de un acuerdo internacional.

25 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

De igual forma, el régimen comunista norcoreano expulsó a los inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica (Aiea) que supervisaban desde el pasado mes de noviembre el desmantelamiento del programa nuclear en Yongbyon, y advirtió que reintroducirá allí materiales fisibles antes de una semana.

“Ya no hay precintos ni equipos de vigilancia en el sitio de reprocesado de Yongbyon”, informó la portavoz de la Aiea, Melissa Fleming.

La planta de reprocesado es la parte más polémica de este complejo, pues permite producir plutonio que, a su vez, sirve de materia prima para la eventual fabricación de armas atómicas.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de E.U., Gordon Johndroe, dijo ayer: “instamos firmemente a Corea del Norte a reconsiderar estos pasos y a retomar el cumplimiento de sus obligaciones, tal y como están subrayadas en el acuerdo a seis bandas (negociaciones iniciadas en el 2003 con E.U., China, Rusia, Corea del Sur, del Norte y Japón)”, agregó el portavoz.

Por otro lado, la secretaria de Estado de E.U., Condoleezza Rice, insistió en que la decisión no hará más que “profundizar” el aislamiento de Corea del Norte.

El complejo de Yongbyon, a 96 kilómetros al norte de Pyongyang, es considerado la espina dorsal del programa nuclear militar norcoreano. Y según CIA, Yongbyon produjo antes del cierre del complejo, en julio del 2007, suficiente plutonio para fabricar media docena de bombas atómicas.

Corea del Norte ensayó en octubre del 2006, de manera subterránea, un arma atómica, pero un año después anunció que abandonaría su programa nuclear a cambio de ayuda internacional. Y como prueba de su buena voluntad, las autoridades norcoreanas desactivaron el reactor de Yongbyon y demolieron, en junio de este año, su torre de refrigeración.

Pero las conversaciones se trabaron a causa de las modalidades de verificación de las operaciones de desmantelamiento. Y desde agosto las autoridades norcoreanas amenazaban con reactivar el reactor en protesta contra la negativa de Washington de retirar al régimen de Pyongyang de la lista de países que apoyan a grupos terroristas, lo cual permitiría al empobrecido país asiático recibir ayuda de organismos internacionales y de entidades financieras de E.U..

Washington exige que Corea del Norte acepte previamente un mecanismo de verificación completo, con inspecciones por sorpresa de sus plantas y el acceso a muestras de materiales y equipos

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.