SEGUNDA VÁLIDA, UN SALTO A LO DESCONOCIDO

SEGUNDA VÁLIDA, UN SALTO A LO DESCONOCIDO

Buenos Aires (AFP) Un circuito desconocido, lento y trabado aguarda este fin de semana en Buenos Aires a la Fórmula Uno que regresa a Argentina después de 14 años de ausencia para encarar la segunda prueba de la temporada 1995 y mientras los autos aún están en etapa de experimentación y ajuste.

07 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Todos llegan con ansias de venganza. En primera fila los Benetton y Williams propulsados por el motor Renault V-10 porque luego de haber marcado el paso en forma contundente hace dos semanas en Brasil, ganaron en la pista y fueron descalificados por el combustible suministrado por la petrolera francesa Elf.

Ferrari porque se quedó con el triunfo en Brasil, pero la scuderia insiste en que no le gusta ganar así y pretende demostrar que también es capaz de cruzar en primer sitio la línea de sentencia y quedarse con los puntos sin necesidad de tener que recurrir al reglamento.

Las apuestas son difíciles porque, además, nadie conoce el trazado. Ninguno de los pilotos que llegaron a Buenos Aires para competir en el circuito 6 del autódromo Oscar Galvez había intervenido antes en una carrera de la categoría aquí.

El austríaco Gerhard Berger, ganador en Sao Paulo, lamentó la ausencia de giros veloces, los que más le gustan, e insistió en que ganar cada puesto en la pista será un verdadero esfuerzo por los pocos sitios aptos para el sobrepaso.

El alemán Michael Schumacher, último campeón mundial y vencedor descalificado en Sao Paulo con su Benetton-Renault por el momento no expresó opinión, al igual que el inglés David Coulthard, su escolta con Williams-Renault, también eliminado por el combustible de Elf puesto en la picota.

Más allá del optimismo de Ferrari --que comparte con más entusiasmo su pilotó francés Jean Alesi que el austriaco Berger-- y del salto al vacio que representa un circuito desconocido a comienzos de temporada cuando todos aún siguen probando, parece difícil que en Buenos Aires pueda haber sorpresas, salvo que el diablo meta la cola .

Por el lado de las sorpresas lógicas las apuestas se inclinan en forma excluyente para la flamante escudería McLaren-Mercedes, que impresionó bastante bien en su debut brasileño de hace dos semanas.

Y a tal punto impresionó que el finlandés Mika Hakkinen terminó segundo (cuarto en la pista) y el británico Mark Blundell cruzó la línes de sentencia sexto y en la oficina de los comisarios subió al cuarto.

La otra sorpresa potencial es el brasileño Rubens Barrichello, con el Jordan (un auto de prestaciones medianas, aunque promete) con el respaldo flamante del motor Peugeot, que luego de una primera temporada satisfactoria con McLaren (más de media docena de podios) apuesta ahora a la escudería irlandesa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.