Crisis domina asamblea de la ONU

Crisis domina asamblea de la ONU

Los pedidos de acciones mancomunadas para evitar que el terremoto financiero con epicentro en E.U. adquiera carácter global dominaron ayer la jornada inaugural de la 63° Asamblea General de las Naciones Unidas y relegaron a un segundo plano las propuestas de asistencia para las naciones más pobres.

24 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Para intentar tranquilizar al planeta, el presidente estadounidense George W. Bush declaró: “Les puedo asegurar que mi administración y nuestro Congreso están trabajando juntos” para “evitar que el problema se agrave”.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, inauguró la sesión advirtiendo que el mundo enfrenta un “desafío de liderazgo” para lidiar con la tormenta financiera, que se suma a una crisis energética y alimentaria. “Tenemos que esmerarnos más para ayudar al prójimo a capear el temporal. Percibo el peligro de que las naciones miren más hacia adentro y no piensen en un futuro compartido (... )”, afirmó.

Por su parte, el presidente de la Asamblea General, el nicaragüense Miguel d'Escoto, advirtió que “la crisis financiera actual, sumada al encarecimiento de los alimentos y a la devastación humanitaria provocada por fenómenos naturales recurrentes, tendrá serias consecuencias sobre los Objetivos del Milenio”

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.