LOS VIEJITOS DE PROVIDA SALIERON AYER A PROTESTAR

LOS VIEJITOS DE PROVIDA SALIERON AYER A PROTESTAR

La casa en la que se han reunido a diario en los últimos años comenzó a agrietarse hace seis meses.

07 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Las paredes de los pasillos, los consultorios y los salones, en donde son atendidos 1.500 abuelos, se abrieron.

Se trata de la sede de Provida, una entidad sin ánimo de lucro ubicada en la Avenida Caracas con calle 74, que desde hace veinte años se dedica a ayudar a los ancianos desamparados.

Cuenta Adriana Zárate, coordinadora de la sede, que los problemas comenzaron cuando la firma Constructodo empezó a construir un edificio dos casas arriba.

Al poco tiempo de haber iniciado la obra, las paredes de Provida se abrieron. Ahora la casa está totalmente ladeada , explicó.

Incluso los muros de la panadería a través de la cual se financian los programas de Provida, también están agrietados.

Aunque las directivas de la entidad han hablado en varias ocasiones con los encargados de la obra, no se ha adoptado ninguna solución.

Ante el temor de que suceda una tragedia y debido a que nadie los ha escuchado, ayer cerca de setenta ancianos interrumpieron la recepción del mercado y los 58 panes del mes, para protestar.

Con pancartas de cartulina y pitos de piñata, se ubicaron sobre el andén de la calle 74 para exigir que los ayudaran. Alcalde, necesitamos su ayuda , Somos viejos, necesitamos su ayuda , Nadie nos para bolas porque somos viejos eran algunas de las frases que los ancianitos mostraban en los carteles.

Al mismo tiempo, otros gritaban que era injusto que, por un edificio, la casa en donde pasan la mayor parte del día se fuera a caer.

Durante toda la mañana los pitos no dejaron de sonar. Sin embargo, cuando EL TIEMPO intentó hablar con el encargado de la obra, el celador de turno aseguró que este se encontraba en una reunión, que no lo podían interrumpir y que era posible que se demorara todo el día.

Acta de vecindad Sin embargo, Rafael Delgado, de la gerencia de Operaciones de Constructodo aseguró que en la tarde ayer se firmó un acta de vecindad en la que se verificó el estado de la casa, se incluyen fotografías y se pacta el arreglo.

Según Delgado, a la casa de Provida se le ha hecho el seguimiento de rigor y se han controlado los asentamientos.

Nosotros supimos de las fisuras menores que se presentaron en Provida y siempre hemos estado dispuestos a arreglarlas. Lo que pasa es que los ancianos y las directivas de la institución están asustadas, pero nosotros les vamos a arreglar la casa .

Por último, Delgado dijo que uno de los problemas que habían tenido era que hasta ayer, Provida no los había autorizado para entrar a la casa para iniciar las reparaciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.