No más barras bravas

No más barras bravas

“Nueve años de proceso y la pedagogía fracasó.” Estas palabras del padre Alirio López, director del programa Goles en Paz, de la Alcaldía Mayor de Bogotá, resumen la frustración, tanto del gobierno distrital como de la sociedad en general, con la violencia generada por las ‘barras bravas’ del fútbol colombiano. El esquema basado en el diálogo y en el cumplimiento de básicas reglas de convivencia con estos grupos definitivamente no sirve. Es un modelo agotado.

23 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Aunque en esta ocasión no se trató de un salvaje asesinato o de una pelea campal en los alrededores de algún estadio, las imágenes de los destrozos de 800 sillas de la tribuna sur del estadio El Campín de Bogotá han despertado la indignación de los capitalinos. Tras una planeación de días y mensajes por Internet, los seguidores del Santa Fe causaron daños por 50 millones de pesos en protesta por un supuesto levantamiento de un castigo contra las barras de Millonarios por parte del alcalde Samuel Moreno. La destrucción anunciada en El Campín, ante la impotencia de las autoridades, evidencia el fracaso de la estrategia de la Alcaldía Mayor.

Hace mes y medio, en este mismo espacio, urgíamos a tomar medidas integrales y más fuertes de los alcaldes y la Policía. Vandalismo dentro de los estadios y en los alrededores, peleas a muerte en los barrios y asesinatos con sevicia en las carreteras no han sido motivos suficientes para aplicar estrategias más agresivas. Ya no se trata de aclarar que no todos los jóvenes que visten camisetas de equipos de fútbol son unos delincuentes, ni de repetir por enésima vez que solo una violenta minoría de los miembros de estas barras cometen agresiones.

Este discurso conciliador no se ha traducido en una reducción ostensible de los hechos violentos. Al no aceptarle la renuncia al padre Alirio, el alcalde Moreno ha confirmado la continuación de una política agotada, que ha sido superada por la realidad. El balance de Goles en Paz es positivo en cuanto a limitar las agresiones dentro del estadio, pero ineficaz para reducir la violencia en sus alrededores, los barrios y las carreteras.

Detrás de la bien intencionada pero ingenua mirada del programa, los sectores más radicales de la hinchada capitalina se convirtieron en pandillas delictivas ligadas a la reventa de boletas, consumo de drogas y actos criminales. En vez de investigarlos y desmantelarlos, la ciudad busca negociar con ellos.

El portafolio de medidas para enfrentar estos grupos está inventado: dotación moderna de seguridad en los estadios, judicialización pronta de los actos delictuosos, penas más severas, herramientas para la Policía e identificación individual de los agresores. Hay que aprender de los ingleses, que han logrado domesticar mucho a sus violentos hooligans con severas medidas de investigación y control policial. Aunque hay varios proyectos de ley sobre el tema que se tramitan en el Congreso, más que legislación, lo que se necesita es una agenda clara para enfrentar esta problemática y arrancar de raíz la violencia asociada al fútbol.

Pero esta claridad de propósito no se le ve al alcalde Moreno. ¿En qué quedó su propuesta de hace un mes de carnetizar a los integrantes de las ‘barras bravas’? Anunciar, como lo hizo el Instituto de Recreación y Deporte, que se interpondrán acciones legales por los destrozos de los seguidores de Millonarios y Santa Fe nada significa. Y no se vislumbra cambio alguno de política. ¿Habrá que esperar al próximo destrozo, muerto o herido para ver si por fin se hace algo?.

No es clara la estrategia de las autoridades para enfrentar a los vándalos del fútbol dentro y fuera de los estadios

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.