HALLAN MUEBLES PARA ESCONDITES DE CAPOS

HALLAN MUEBLES PARA ESCONDITES DE CAPOS

Una bodega de unos 1.500 metros cuadrados, en donde los jefes del cartel de Cali almacenaban modernos equipos de comunicaciones, mercancías y electrodomésticos como para amoblar más de 20 casas de paso o escondites, fue descubierta ayer por el Comando Especial Conjunto en el sur de la capital del Valle.

07 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Las funciones técnicas de los aparatos encontrados permitían a los miembros del cartel interceptar cualquier tipo de comunicaciones, pues contaban con dispositivos de escanner similares a los que utilizan los organismos de seguridad del Estado.

Entre los elementos de comunicación se hallaron tres equipos Aico 9.000, avaluados en más de 70 millones de pesos y fabricados especialmente para rastrear cualquier tipo de frecuencia y onda de radio. Se conoció que ni siquiera el Comando Especial Conjunto o Bloque de Búsqueda cuenta con este clase de equipos.

Además, se encontró un fichero con los movimientos y las actividades de Inversiones Santa, desde 1980 a 1991. Según informaciones de inteligencia, la bodega aparece a nombre de una mujer vinculada a la Sociedad Constructora La Cascada.

Sin embargo, aquí se guardaban muebles y electrodomésticos de otras inmobiliarias pertenecientes a los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, y a José Santacruz Londoño, considerados por la DEA como los tres hombres más importantes del cartel.

Así mismo, se incautaron unos 30 radios escanner Realistic, de fabricación estadounidense y con capacidad para 300 canales de VHF y UHF. También se decomisaron docenas de radioteléfonos, equipos de fax, dispositivos de control remoto, radios de comunicación Yahesu 9.600, y una antena de radar sin instalar.

Toda la información interceptada mediante estos aparatos podía ser almacenada en un moderno computador de dos metros de alto, similar al que se encontró en al año pasado en un allanamiento a las oficinas de Guillermo Pallomari, Reagan , presunto jefe de finanzas de la organización delictiva.

El lugar, situado en la carrera 64 A No. 1-70, fue allanado por los miembros del Comando a las 3:00 de la tarde.

No hubo retenidos y solo se reportó la presencia de un vigilante, quien era el encargado de llevar los registros escritos de las tres personas que llegaban a sacar y a dejar mercancías. Estos testaferros, uno de ellos conocidos como El Maestro , tenían la misión de dotar de todo lo necesario los apartamentos y las casas de los miembros de la organización delictiva.

Entre las cajas y bajo plásticos se encontraron partes de piscinas y de saunas. hornos microondas, muebles de madera, asientos para oficinas, pisos y adornos en mármol. Se conoció que muchos de los electrodomésticos son nuevos e importados, y que hacen parte de una cadena de lavado de dólares.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.