UN CLUB PARA AMANTES DEL VINO SE CREA EN COLOMBIA

UN CLUB PARA AMANTES DEL VINO SE CREA EN COLOMBIA

A la época del Imperio Romano, durante el reinado de Opimius, en 121 antes de Cristo, se remonta la historia del nombre de Opimian, un club de amantes del vino que desde diciembre pasado convirtió en realidad para los colombianos la posibilidad de disfrutar a plenitud uno de los placeres más sublimes de la vida: el vino.

07 de abril 1995 , 12:00 a. m.

Opimian fue creado por John Sambrook hace más de 20 años en Canadá y es considerado uno de los tres clubes privados de vinos más grandes del mundo. Goza de la mejor reputación con los proveedores más exclusivos de Francia, España, Italia, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelandia, Hungría, Suráfrica y muchos otros lugares.

Elvira Guerrero Velasco, gerente de Opimian Colombia, dice que la idea de crear este club en Colombia partió de María Isabel Fadul, una colombiana amante del vino, que después de vivir ocho años en Canadá decidió regresar a residenciarse en su patria.

Elvira Guerra cuenta que María Isabel pertenecía a un club de consumidores de vino en Canadá y dada la certeza de su regreso a Colombia y la necesidad de continuar degustando esa bebida, decidió buscar la posibilidad de crear un club de las mismas características en su país.

La idea fue acogida por John Sambrook y en diciembre María Isabel Fadul, Sambrook y Elvira Guerrero la materializaron.

Hoy ya somos 150 los socios de Opimian Colombia , dice Elvira Guerrero. Ella explica que se trata de un vehículo que nos permite adquirir vinos de variedades específicas, producidos tanto con la tradición de los viticultores franceses como con las modernas técnicas americanas .

A través del club, los opimianos tienen acceso a vinos producidos en Bordeaux, en el sur de Francia, y hasta en propiedades tan exclusivas y famosas como Lafite y Latour. La filosofía de Opimian es ofrecer a sus socios la oportunidad de comprar vinos finos y jóvenes con el fin de lograr que los opimianos construyan una cava poco a poco , dijo Elvira Guerrero.

Sobre las ventajas de pertenecer a Opimian, observó: Nuestros asociados tienen la certeza de seleccionar los mejores vinos a los mejores precios; durante el año, reciben seminarios, cenas, cursos educativos y degustaciones de vino que refinan sus apreciaciones y convierten en buenos catadores, Reciben una publicación trimestral sobre vinos, única en Colombia, que contiene artículos informativos, editoriales provocativos y noticias de opinión; tienen la posibilidad de viajar a California, Australia, Suráfrica o a viñas europeas a visitar viñedos y departir con productores y proveedores de vino de alta talla .

En Colombia, los viñedos y productores con los que hace contacto el club, aman el vino, tanto como nosotros, y lo producen no sólo con la técnica sino con cariño, dedicación y amor, dice la fundadora del Club.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.