NO DESCUIDAMOS LA BROCA : ICA

NO DESCUIDAMOS LA BROCA : ICA

La entidad hizo una amplia defensa de sus acciones para retardar la entrada de la plaga y para su posterior control integrado. En Caldas protestaron los comités regionales de cafeteros.

08 de abril 1995 , 12:00 a.m.

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) rechazó las críticas hechas en su contra por los comités cafeteros municipales de Caldas, en el sentido de que ha estado ausente en los programas de control de la broca.

Mario Gómez Estrada, representante de Caldas ante el Comité Nacional de Cafeteros, dijo en Manizales que el ICA le dejó a la Federación Nacional de Cafeteros todo el manejo del control de la broca.

El dirigente cafetero anunció que propiciará una reunión entre la Federación, Cenicafé y el ICA para comprometer al Instituto en el manejo de la broca.

Sin embargo, el gerente del ICA, Miguel Diago Ramírez, defendió el trabajo de la institución en este frente y dijo que el manejo integrado de la broca del café se ha orientado a prácticas de exclusión en áreas libres, al manejo de los predios atacados, a la aplicación de medidas legales sobre movilización de café.

Como refuerzo a las actividades de manejo integrado de la broca, actualmente el Convenio ICA -Fedecafé ejecuta campañas en las diferentes zonas cafeteras sobre el control de la plaga, desplegando actividades de educación, capacitación y divulgación a las autoridades, a la comunidad cafetera y a la opinión pública en general sobre los temas que conciernen al conocimiento y control del insecto .

Diago agregó que el personal del ICA, ha cambiado años tras año las estrategias de trabajo mediante el acuerdo mutuo entre las dos instituciones en los 23 años de vigencia de campaña de la roya y la broca del café.

Dijo que en la actualidad se ejecutan acciones tanto en las zonas marginales como en las regiones óptimas en los 18 departamentos donde se encuentra la mayor área cafetera cafetera del país.

El ICA defendió el proyecto de protección sanitaria al café, al que calificó como la mejor campaña en su género como programa de educación, divulgación, capacitación y transferencia de tecnología, en la disciplina de sanidad vegetal, la cual ha sido tomada como modelo para otros países.

Acciones complementarias La institución anunció que adelanta acciones complementarias como apoyo a los comités de cafeteros, a las secretarías de agricultura y demás instituciones del sector en la ejecución de acciones de manejo de la broca.

Así mismo, trabaja en programas de diversificación cafetera en las zonas marginales y adelanta campañas fitosanitarias en café o cualquier otro cultivo que sea de importancia económica y social en la zona cafetera.

El ICA, según su Gerente, también realiza campañas educativas para prevenir la introducción de problemas sanitarios exóticos al cultivo del café, tales como CBD, el chinche manchador de los frutos y la roya blanca.

Otras de sus facetas es la adelantar demostraciones de resultados en las fincas para el manejo de la broca.

Diago destacó que el ICA continuará, a través de la División de Sanidad Vegetal, con el método de Manejo Integrado como su principal herramienta para la producción de café tipo Federación que cumpla con las con los requisitos exigidos para su exportación.

Esta manejo consiste en que los caficultores administren y programen la recolección oportuna de cosecha y demás prácticas culturales y continúen con el establecimiento del hongo Beauveria bassiana y la liberación de los parasitoides cephalonomía stephanoderes y prorops que controlan el insecto y reducen la aplicación de insecticidas.

Desde 1971 El ICA recordó que desde 1971 firmó un contrato de cooperación con la Federación para reforzar las medidas cuarentenarias de protección al café, lo que permitió retardar 13 años la llegada de broca al país, evitándole a los caficultores pérdidas por 85.000 millones de pesos al año.

Explica la entidad que luego de la llegada de la roya al país, las medidas se enfocaron a contrarrestar la entrada de la broca, la cual apareció 17 años después de haberse suscrito el convenio.

Según el ICA, este retardo le reportó a los caficultores y al país. un ahorro de 70.000 millones de pesos anuales, representados en los daños que ocasiona la broca a las cerezas del café.

El gerente de la institución advirtió que la División de Sanidad Vegetal trabaja en todas las zonas cafeteras para preservar las áreas libres de broca y para controlar las que están afectadas, procurando mantener la población de broca por debajo del nivel de daño económico.

Diago señaló que el ICA busca lograr que los cafeteros adquieran conciencia fitosanitaria para que adopten medidas y practiquen los diferentes métodos y sistemas para el manejo integrado de la broca del café para convivir con la plaga y producir café tipo Federación.

Más avispas En el país se contabilizan 1,1 millones de hectáreas cultivadas de café, distribuidas en 330.000 fincas. Desde el momento de la aparición de la broca, en septiembre de 1988, hasta la fecha, se ha detectado su presencia en 16 departamentos afectando 467.000 hectáreas distribuidas en 129.000 fincas.

Para contribuir a su control, el Centro Nacional de Investigaciones del Café (Cenicafé) producirá este año en sus laboratorios de Chinchiná (Caldas) 48 millones de avispas para combatir la broca.

Desde el momento en que fue importada al país, hace dos años, hasta hoy, se han producido en laboratorios de Cenicafé y de particulares unos 6O millones de avispitas, las cuales han sido liberadas en cultivos infestados de broca en las zonas cafeteras.

El director científico de Cenicafé, Gabriel Cadena Gómez, dijo que el diminuto insecto se puede convertir en un eficaz aliado de los cafeteros en su lucha contra la broca siempre y cuando se practiquen literalmente las instrucciones que ha impartido la Federación Nacional de Cafeteros para el control de la plaga, como la cosecha periódica de los granos maduros cada tres o cuatro semanas y una limpieza permanente de los cafetales.

Cenicafé también está produciendo el hongo Beauveria bassiana para atacar la broca, parecido a una plantica, cuya diferencia está en que no tiene clorofila y por o tanto no puede asimilar el alimento de la luz solar, sino con patógenos de insectos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.