CASO SALINAS: CUÁNTO DEBE SABER UN BANCO SOBRE SUS CLIENTES

CASO SALINAS: CUÁNTO DEBE SABER UN BANCO SOBRE SUS CLIENTES

La investigación del gobierno estadounidense sobre las relaciones de Citibank con el hermano del ex presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari depende de una interrogante clave: hasta dónde tiene que saber un banco lo que hacen sus clientes?

06 de junio 1996 , 12:00 a.m.

El Departamento de Justicia de EE.UU. ha iniciado una investigación sobre si los funcionarios de la filial de Citicorp infringieron las leyes estadounidenses de lavado de dinero al ayudar a Raúl Salinas de Gortari a transferir millones de dólares de México a cuentas bancarias en Suiza y otros países europeos. Aunque la pesquisa ha sido una vergenza para Citibank, varios expertos jurídicos dicen que dista mucho de saberse a ciencia cierta si los fiscales pueden acumular evidencia suficiente.

Esto se debe en parte a que las leyes estadounidenses sobre lavado de dinero no son claras sobre hasta dónde están obligados los bancos a investigar posibles acciones indebidas de sus clientes.

Las leyes estadounidenses son vagas, y creo que son vagas en parte porque el gobierno federal nunca estableció con exactitud las normas que debe seguir un banco para asegurar que conoce a sus clientes y muestra la diligencia suficiente para asegurar que sus clientes no se involucran en actividades delictitvas , expresa Mark Pomerantz, experto en delitos administrativos del bufete de abogados Rogers & Wells, de Nueva York.

Citibank sostiene con firmeza que no cometió ninguna acción indebida al realizar las transferencias de fondos, que según investigadores mexicanos ascendieron a un total de US$100 millones. El banco dice que coopera con las autoridades estadounidenses. En estos momentos se realizan indagaciones similares en México y Suiza.

El tema principal es si el dinero salió de actividades ilícitas , dice Carl Stern, portavoz del Departamento de Justicia. Para que haya habido lavado de dólares se tendría que establecer que ellos participaron a sabiendas en transferencias de fondos obtenidos en forma ilegal .

La legislación vigente sobre lavado de dólares impone drásticas sanciones a cualquier persona que se involucre a sabiendas en una operación financiera destinada a ocultar la fuente o el propietario de fondos procedentes de una larga lista de actividades delictivas. Las leyes también exigen a los bancos reportar cualquier operación en efectivo por más de US$10.000.

Mecanismos especiales Las autoridades bancarias federales alientan a los bancos establecer mecanismos para que conozcan mejor a sus clientes, que les permitan identificar a depositantes que intentan lavar dinero obtenido por medios ilícitos. Pero estos mecanismos no se han incorporado a la legislación, ni a normas específicas, y son diferentes en cada banco. Por esa razón, algunos bancos podrían hacer la vista gorda en relación con un cliente que de pronto comienza a hacer depósitos mensuales más voluminosos que lo normal, mientras otros podrían comenzar a hacerle preguntas, o incluso notificar a las autoridades por medio de los llamados informes sobre transacciones sospechosas.

Hasta la semana pasada, a los bancos e instituciones financieras también se les exigía mantener registros de los remitentes y destinatarios de cualquier transferencia electrónica de fondos de más de US$3.000, con el objeto de poner coto al lavado de dinero que no se deposita en efectivo.

Caso complicado El caso de Raúl Salinas se ha complicado para la fiscalía debido a que los estatutos sobre lavado de dinero en EE.UU. cubren muy pocos delitos en el extranjero, incluidos secuestro, fraude contra un banco de otro país, narcotráfico, robo y extorsión.

Salinas guarda prisión en México y enfrenta acusaciones de asesinato, falsificación de pasaporte y enriquecimiento inexplicable , término que se aplica normalmente a los funcionarios de gobierno cuya acumulación de riqueza durante sus años en el cargo no guarda relación alguna con el salario que recibían. Las autoridades bancarias en Washington analizan la posibilidad de agregar la figura de corrupción en funciones oficiales a la lista de cargos para cubrir algún posible vacío legal.

Pero aún así, algunos expertos en lavado de dinero dicen que Citibank podría enfrentar problemas. Si uno acepta la transacción de un cliente que involucra sumas astronómicas que parecen provenir de una fuente ilícita, entonces se corre el riesgo de ser acusado de hacer la vista gorda sobre esa fuente ilícita, y los tribunales de EE.UU. interpretan eso como el equivalente a conocer la fuente ilícita del dinero , explica Charles A. Intriago, ex fiscal federal, que publica el boletín Money Laundering Alert.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.