Encapuchados la expulsaron de la ‘U’

Encapuchados la expulsaron de la ‘U’

El sueño de Deamar Herreño de ser profesora de Biología está en peligro. Le falta poco para graduarse como licenciada de la Universidad Distrital, pero teme no poder lograrlo porque, según denuncia, está amenazada de muerte por un grupo de encapuchados que la tildan de paramilitar en la institución.

22 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Relata que las intimidaciones empezaron en un puesto de dulces y comestibles, que instaló en la Distrital, en la sede de La Macarena, para rebuscarse el dinero y así pagar sus estudios y sostener a su hija de 13 años.

Afirma que se vio en la obligación de abandonar su negocio luego de ser amenazada con un explosivo. “A mí me pusieron una ‘papa bomba’ en mi puesto y me empezaron a ‘boletear’ con panfletos en los que con nombre propio me acusaban de pertenecer a un grupo de autodefensas”, cuenta Deamar, con angustia.

‘Me golpearon en el baño’ Esta humilde mujer, oriunda de Santander y madre cabeza de familia, dice que su pecado ha sido estar en contra de los desórdenes y la destrucción de las instalaciones y bienes de la Distrital por parte de algunos jóvenes.

“Yo creo que todo es producto de los enfrentamientos verbales que he tenido con ellos, en los que les he reclamado por quemar pupitres, romper vidrios y pretender destruir la Universidad. Les he dicho: “¿Por qué no entienden que somos privilegiados, el Estado nos da educación pública y su forma de dar las gracias es acabando con todo?”, recalca.

En diálogo con Citynoticias, aseguró que en varias oportunidades ha sido agredida dentro del campus de la Distrital.

“El 28 de agosto del año pasado, por ejemplo, a las 7 de la noche, entré al baño y en ese momento dos personas encapuchadas me sujetaron por la espalda y me golpearon a puñetazos en el pecho y en la cara y me gritaban ‘paraca’, te vas a morir”.

En repetidas oportunidades, Deamar dice haber recurrido a las directivas y a las autoridades para denunciar estos hechos, razón por la cual le asignaron un escolta temporal.

En los últimos días la situación de la estudiante se ha visto agravada pues ha sido víctima de señalamientos directos por medio de un volante en el que caricaturizan su drama.

Además, afirma haber sido amenazada de muerte con una pistola, el pasado martes 16 de septiembre, dentro de la universidad.

Lo lamentable de este caso es que la universitaria no ha podido denunciar penalmente a los responsables de las múltiples agresiones ya que desconoce sus identidades, porque siempre están encapuchados.

La maleta de Deamar ya no carga el sueño de ser profesora. Ahora, en vez de libros, lleva unas cuantas mudas de ropa para salir del país.

¿Qué dicen las directivas? Citynoticias consultó a las directivas de la Universidad Distrital sobre el caso de Deamar y afirmaron tener conocimiento de las amenazas y persecuciones de las que ha sido víctima la estudiante.

El rector de la Distrital, Carlos Ossa Escobar, confirmó que con el fin de proteger a la alumna, el consejo de la Facultad de Ciencias y Educación adoptó una serie de medidas entre las que está permitirle cursar asignaturas de forma tutorial y no presencial.

Ossa dijo además que el Departamento de Relaciones Interinstitucionales de la Distrital viene haciendo gestiones con universidades de Canadá, Francia y España con el objetivo de que Deamar sea admitida como estudiante regular y culmine sus estudios con elcompromiso de conferirle el título también en Colombia.

El directivo reveló que recibió una carta de una universidad de España en la que le confirman que Deamar fue admitida y se comprometió a colaborarle institucionalmente con la gestión de la visa ante la embajada de ese país.

Entre tanto, el director del Departamento de Relaciones Interinstitucionales de la Distrital, Uriel Coy, expresó que tiene copias de cartas enviadas por la alumna y la Universidad a distintos organismos y autoridades, así como de las respuestas de la Vicepresidencia, el Ministerio del Interior y Justicia y la Policía sobre los problemas de inseguridad de la universitaria.

‘‘ Creo que todo es producto de los enfrentamientos verbales que he tenido con ellos, en los que les he reclamado por quemar pupitres (...)”.

Deamar Herrera, estudiante de la Universidad Distrital.

‘‘ Conozco las amenazas de las que ha sido víctima la estudiante. Le hemos prestado toda nuestra colaboración”.

Carlos Ossa Escobar, rector de la Universidad Distrital.

La polémica por las capuchas.

La presencia de encapuchados en la Universidad Distrital –haciendo arengas guerrilleras y lamentando en unos casos las muertes de comandantes de las Farc– fue revelada por la senadora Gina Parody, quien mostró dos videos en un debate en el Congreso, hace dos semanas.

“Aquí están naciendo los genes para los petardos en Bogotá –denunció Parody en esa ocasión–. Ojalá que de ese proselitismo subversivo no salgan actos terroristas en la capital”.

Sin embargo, el rector de la Distrital, Carlos Ossa, defendió la libertad de expresión en los centros académicos y señaló que en ningún momento observó actitudes subversivas por parte de los estudiantes.

“Saquen una ley que les prohíba a los muchachos ponerse una capucha, que promueva la senadora (Parody), entonces ahí sí no los dejo entrar en la Distrital”, dijo en aquella oportunidad el rector Ossa.

Miles de estudiantes de la Distrital marcharon la semana pasada, con la consigna de ‘No somos terroristas’

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.