SANTA FE, OTRO INVICTO QUE CAYÓ

SANTA FE, OTRO INVICTO QUE CAYÓ

El invicto de Independiente Santa Fe quedó el estadio 12 de Octubre: Cortuluá, con tanto de David Hernández, se impuso por 1 a 0 y liquidó la gran aspiración de llegar al liderato de la Copa Mustang.

07 de abril 1995 , 12:00 a.m.

El miércoles también se acabaron los invictos de Deportivo Cali y Atlético Nacional.

Final dramático, como en la Copa Libertadores. Porque en el tiempo de descuento (minuto 42), el árbitro señaló una falta de Manuel Rincón sobre Daniel Tilger, que le entregaba la posibilidad a los bogotanos de salvar su invicto. Pero Jorge Leyva desvió el disparo del propio Tilger.

Julio Avelino Comesaña, el técnico rojo, había sido expulsado dos minutos antes cuando ingresó al campo a protestarle a John Jairo Toro porque no pitó otra pena máxima, del mismo Rincón sobre Tilger.

Partido intenso, vibrante, por esa arremetida final de los santafereños, en pos del empate. Se adueñó de la mitad del campo, abrió por los costados con Romero y Suárez, pero ya el Tuluá estaba muy crecido para evacuar para donde fuera.

La intención clara de Santa Fe en el primer tiempo fue la de administrar la pelota, con sucesivos toques en las franjas centrales, pero se olvidó un poco de profundizar para inquietar a Jorge Leyva.

Solo dos oportunidades puede contabilizar el cuadro rojo. Una con Tilger, a pase de Avalos, que resolvió Leyva. Y otra que perdió Rubén Darío Hernández en un exceso individual porque hizo una de más, en lugar de mirar a Tilger, quien llegaba solo por el centro.

Tuluá se movió más empujado por el preaviso que aterrizó sobre sus jugadores en estos días. Porque no encontró a un hombre de panorama, que fabricara espacios y colocara pelotazos a los delanteros. Las veces que llegó fue más por ese ímpetu desesperado, que por una acción asociada.

Tanto que el gol provino por un error defensivo iniciado por Juan Manuel Peña, quien le devolvió el balón a Farid Mondragón. Este quiso despejar, pero se interpuso rápidamente Elías Escalona, la bola quedó allí en el área y David Hernández señaló el 1-0 a los 37 minutos.

Pudo ser un 2-0, a los 43: Gerson Paz buscó la pelota en el área y fue cruzado por Eduardo Orozco. Ejecutó Rafael Méndez y la desvió.

En la complementaria, Santa Fe entró con otra actitud, llevando el rol del compromiso, metiendo a Tuluá contra los palos. Más aún con la entrada de Roberto Vidales por Wittinghan y de Angulo por Hernández, emergentes que le entregaron más dinámica y más alternativas de ataque.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.