‘Si Colombia no clasifica al Mundial, nos vamos todos’: Bedoya El directivo no cree que

‘Si Colombia no clasifica al Mundial, nos vamos todos’: Bedoya El directivo no cree que

Para Luis Bedoya, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, la Selección no solo no está muerta, sino que expresa su seguridad de que va a clasificar al Mundial del 2010. No acepta ninguna responsabilidad en los fracasos ante Uruguay y Chile, y dice que no renunciará a la Federación, “a menos que haya una hecatombe”.

21 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

¿Qué pasó con el profesor Jorge Luis Pinto? Después de los resultados tan delicados de los juegos frente a Uruguay y a Chile, los siete miembros del comité decidimos un cambio de rumbo y, para ello, era necesario un cambio inmediato en la dirección técnica.

El jugador Fabián Vargas acusó a Pinto, en el sentido de que había “quejas por la manera como el técnico trabajaba”. ¿Eso es así? Veamos el proceso Pinto: inició con trabajos preparatorios en 2007; luego trabajó en Copa América con una desastrosa actuación. En ese momento, también se dio esa explicación: exceso de trabajo y de disciplina.

Ratificamos nuestra confianza en Pinto, y Colombia inició su eliminatoria con buenos resultados. Creemos que el tema de la Copa América se ha corregido. Desgraciadamente, en esta última concentración se volvió a vivir ese ambiente de Copa América. Así lo manifestaron los jugadores como explicación para los últimos malos resultados.

Si ustedes conocían esas posiciones, ¿por qué mantuvieron a Pinto? Nunca nos hablaron de críticas y ni el mismo técnico las comentó. Pero no se puede decir que todo lo de Pinto es malo. Ha sido honesto, responsable, trabajador, ha puesto mucho profesionalismo y orden; todo eso se le reconoce. Las quejas las sentimos en la última concentración.

Fabián también escribe en su comunicado que “Pinto es terco, egocéntrico y prepotente y cree saberlo todo”. ¿Usted cree eso? Yo no conozco a ese Pinto. El Pinto que se sentaba conmigo a trabajar siempre escuchó y compartió. Cuando no estaba de acuerdo, nos lo decía; y cuando no estábamos de acuerdo, se lo dijimos. Por eso, después de los partidos con Uruguay y Chile, hablamos con jugadores y técnicos, para llenarnos de razones y tener muy clara la situación. La tuvimos y tomamos la decisión que todos conocen.

Pinto, al salir, dijo que le recomendaba al profesor Lara que se abstuviera de utilizar dos jugadores; se ha dicho que eran Vargas y Amaranto Perea.

¿Qué opina? Decir que había dos jugadores que no debían ser considerados fue una declaración inoportuna, porque uno no puede dar soluciones cuando se está retirando de un cargo. Pero no fue él quien mencionó a los jugadores que usted cita. Fueron los periodistas. Uno de sus compañeros en la Federación, el vicepresidente Ramón Jesurum, ha dicho que Pinto “es un patán”. ¿Usted comparte la afirmación? Son códigos de camerino, como dicen los jugadores. El hecho de que Jorge Luis no le hubiera dado la mano para saludarlo no merece tanta trascendencia. Los dos siempre se hablaron con tranquilidad y educación. Ni el uno ni el otro son patanes.

Hablemos de la responsabilidad que les cabe a ustedes los directivos. Está demostrado que cada vez que retiran a un técnico los resultados son nefastos: sacan a Álvarez por la goleada 9-0 con Brasil. Y nombran al ‘Chiqui’ García. La selección va bien pero empata con Venezuela y sacan a García. Nombran a Maturana y con él ganan Copa América. En las eliminatorias, Maturana sólo hace un punto de 12. Y lo sacan. Entra Rueda, le falta sólo un punto para clasificar, no lo logra y lo sacan. Nombran a Pinto, pierde con Chile y lo sacan. Ahora nombran a Lara como interino. ¿No son ustedes realmente los culpables con tanta improvisación? En todos esos casos, la Federación ha tenido motivos para retirar a los técnicos. Pero no sólo se van los técnicos. También han sido cambiados, por el peso de los resultados, los comités ejecutivos de la Federación.

¿Acepta que son responsables de esta sucesión de fracasos? Quiero ir más allá del simplismo directivo de la responsabilidad en una derrota. Tenemos responsabilidades deportivas, sí, y hoy las estamos asumiendo, pero no se puede opacar todo el trabajo del actual comité.

Tenemos un grupo de jugadores muy importante con alta inversión en tiempo y dinero. Por primera vez, Colombia ha clasificado a una final de fútbol femenino suramericano y somos campeones; hemos logrado estar en el podio nuevamente del fútbol sala, que no existía para Colombia. Con los profesores Rueda y Lara hemos formado grandes jugadores. Tenemos un trabajo impecable en divisiones menores; hemos estado en dos podios de mundiales de fútbol y ese grupo es el que hoy está llegando a la Selección de mayores. Por eso, decimos que estamos adelantando un proceso que, estamos seguros, va a ser exitoso.

¿Le parece exitoso el sexto lugar? Hemos jugado el 50 por ciento de las eliminatorias. Pero, mire: la Federación no es sólo la Selección mayor; es mucho más, es una gran empresa con gran contenido social, que tiene el espíritu de formar futbolistas, y lo estamos haciendo. Tenemos una buena gestión internacional. Somos sólidos admistrativa y económicamente. Se han hecho los contratos más importantes con absoluta transparencia, con los negocios sobre la mesa y con la plata en los bancos, que apuntan a que esa administración de la Federación cada vez sea mejor. Hoy estamos ad portas de obtener por primera vez nuestra sede para las selecciones en Bogotá; hemos logrado que Colombia sea tenida en cuenta ante el mundo entero como sede de un campeonato mundial.

Pero los objetivos deportivos no se cumplen. ¿No es un desastre perder 4-0 con Chile? Sí, es vergonzoso, pero creo que tenemos jugadores, tenemos fútbol, tenemos con qué clasificar. Precisamente, necesitamos cambiar el rumbo ahora, para que esto no se convierta en un desastre.

¿Usted no cree que estamos eliminados? No estamos eliminados. Vamos en la mitad del camino.

Pero en este momento están perdiendo el examen...

Se lo admito, pero todavía no estamos en exámenes finales. Tenemos que estudiar más, conseguir mejores profesores, educar más a nuestros muchachos, y ya verá que pasaremos el año.

Si usted tiene un paciente enfermo del corazón, ¿qué ganamos con saber que todo lo demás en su cuerpo funciona bien si lo más importante está fallando? .

El paciente no está muerto. Aceptando su metáfora, tenemos un problema cardíaco; todo lo demás funciona bien. Vamos a concentrarnos en la enfermedad. Por ahora, cambiamos de médico porque el síntoma de Uruguay se agravó con Chile. Pero la Selección no está muerta...

Si no esta muerta, ¿está agonizante? Observe que al “médico” Lara lo nombraron interinamente. ¿Cómo pretenden salvar al paciente si no creen en el médico? Eso hay que entenderlo de otra manera: el profesor Eduardo Lara tiene seis años de trabajo con la Federación. Lo han querido los argentinos, los venezolanos y varios clubes colombianos. Él tiene hoy un compromiso con este comité de que vamos a salir adelante en las divisiones menores, porque está haciendo un trabajo muy importante. Las selecciones Sub 17 y Sub 20 ya llevan 14 meses de trabajo continuo; estamos acumulando un trabajo muy serio para el suramericano Sub 20 de enero y el Sub 17 en marzo.

Eso es “tapar” un hueco y abrir otro. ¿O Lara no va seguir al frente de mayores? El hueco que usted menciona hoy es el de mayores, que tiene una gran correlación con el trabajo de Eduardo Lara y de su asistente José Silva, que fue la persona que trabajó con Reynaldo Rueda. Entre ellos dos hoy tienen el ciento por ciento de trabajo acumulado con los muchachos que hoy son de la Selección Colombia. Eso tenemos que aprovecharlo. Tenemos eliminatorias en octubre, y dados los tiempos no vemos grandes problemas en que los dos tengan los tres trabajos: Sub 17, Sub 20 y Mayores. Pero después, sí. Por eso, lo nombramos interino.

¿Qué pasa si le va mal con Paraguay y Brasil? Cambiamos de técnico. Pero Lara no se irá a la calle. Seguirá con nosotros al frente de las otras selecciones. Al profesor Lara hay que seguirlo arropando para que continúe con ese trabajo que tenemos hoy en las menores.

¿Usted confía en Lara? Plenamente.

¿Por qué no lo nombraron en propiedad? Para protegerlo, porque si no le va bien en octubre, van a querer que los saquemos, y no lo vamos a hacer.

Si pierde con Paraguay y Brasil, ¿se va de la Selección de mayores? Sí, seguramente, porque él mismo no va a querer seguir, va a desear continuar con un trabajo que ama y en el que ha invertido toda su vida...

¿Lara tiene una especie de espada sobre su cuello? La espada la tenemos nosotros, que creemos que Lara nos puede dar resultados.

¿Quiere decir que si con Lara pierden, se van ustedes? Nosotros nos debemos al fútbol, a su dirigencia y a su asamblea. Estamos trabajando con responsabilidad.

¿Qué sentido tiene descabezar a técnicos y ustedes siguen tranquilos? Al técnico se le dio todo. Todo lo que pidió. Esa es nuestra responsabilidad y dar las mejores condiciones para que se desempeñe bien el técnico y para que el jugador tenga tranquilidad. Pinto tuvo sus cámaras, sus equipos, sus viajes, médicos especialistas, quinesiólogos, equipos que hemos comprado para darles todas las condiciones. Esa es nuestra responsabilidad. Ya en la cancha, la responsabilidad es el del técnico y de los jugadores. ¿Dígame qué ha hecho mal este comité frente a la Selección? Los críticos de Pinto dicen que nombrarlo a él...

Si eso es lo que hicimos mal, eso era lo que solicitaba el país en su momento.

¿Qué va a pasar si a Lara le va bien en su interinidad? Hablaremos con él para evaluar su continuidad.

Entonces, ¿la responsabilidad de lo que acaba de pasar con la Selección recae exclusivamente sobre la cabeza del técnico? Del técnico y los jugadores.

¿Y los directivos? Me siento con la absoluta tranquilidad de haberles dado todo para que obtuvieran mejores resultados.

Entonces, ¿para cambiarlo a usted hay que esperar a que nos eliminen? Nosotros no dependemos de los resultados deportivos. Es una decisión de la Asamblea del Fútbol Colombiano, de todos los clubes y las ligas, que están evaluando permanentemente nuestra función.

¿Usted va a seguir hasta el final de su período pase lo que pase? Sí, señor, a menos que haya una hecatombe.

¿Usted también aspira a la reelección? Las reelecciones las dan los resultados. No he conocido hasta ahora un solo comité ejecutivo que sobreviva a una eliminación, pero Lara no va a fracasar. Estoy convencido de que no va a fracasar.

¿Y si fracasa? Nos vamos todos: jugadores, técnico y directivos. Pero no sea pesimista, hombre. Yo prefiero que diga lo siguiente: “Nos vamos todos: jugadores, técnico, Selección y directivos, pero a Suráfrica, a competir en el mundial”

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.