EMERGENCIA ACUÁTICA

EMERGENCIA ACUÁTICA

Desde hoy jueves en la noche hasta el domingo muchos habitantes de Bogotá estarán poco menos que sin el servicio de acueducto. El suministro se suspenderá en algunos sectores, mientras en otros será intermitente, y en los más se caracterizará por la baja presión. El motivo no es otro que la urgencia de adelantar trabajos de reparación en los túneles del sistema de Chingaza, principal fuente del acueducto capitalino.

06 de abril 1995 , 12:00 a.m.

No queda otro recurso a los bogotanos que administrar estrictamente el agua disponible, reduciendo al mínimo el consumo y absteniéndose de trabajos como el lavado de vehículos. Es una manera de hacer frente a la emergencia.

Mas, a este propósito, conviene observar que las directivas del Acueducto han incurrido de algún modo en flagrante imprevisión. Sin duda debe existir la forma de adelantar progresivamente trabajos parciales de mantenimiento y reparación, para que no sea necesario interrumpir la totalidad del servicio. Eso de dejar sin agua durante cuatro días a una ciudad como Bogotá no tiene presentación alguna.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.