De la protesta en la universidad

De la protesta en la universidad

La Universidad Distrital respeta la libertad de cátedra y de expresión, privilegia la crítica y la rebeldía intelectual. No hay espacio para el sectarismo ni la intolerancia. Construye democracia, porque da la oportunidad a más de 26.000 jóvenes pobres y excluidos de entrar a la educación superior.

20 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

La matrícula promedio de la Universidad es de 260 mil pesos por semestre, con una diferencia sustancial respecto de las universidades privadas y aun de otras públicas. Por ello, resulta peligroso e inconveniente calificarla de foco subversivo.

Esta institución y su comunidad están comprometidas con el cambio; por esto, adelanta una reforma a través de una Asamblea Consultiva, mecanismo que no se ha ensayado en otras universidades. Un grupo de 75 personas será elegido el 7 de octubre para que, en mes y medio, proponga la reforma de los estatutos. Es un ejemplo de profundización de la democracia en este país.

La universidad es un espacio de y para el libre pensamiento. Usar una capucha para proclamar consignas políticas no es ilegal ni tampoco un acto subversivo. Puede ser una medida para evitar ser señalado, como ha sido tradicional a través de la historia.

Los jóvenes temen a las instituciones porque estas no han sido capaces de brindar la confianza suficiente para que ellos expresen libre y abiertamente sus ideas y pensamientos.

No se puede admitir la afirmación de que la Universidad es un refugio o un albergue de la subversión, con lo cual se la estigmatiza y se la deslegitima. Sin embargo, sería torpe desconocer que las universidades, particularmente las públicas, están en la mira de los grupos extremistas de derecha e izquierda, con la finalidad de recoger adeptos.

No podría ser de otra manera, en un país que vive, desde hace varias décadas, un grave conflicto armado interno, empeorado por la presencia del narcotráfico y los paramilitares.

Es irresponsable, por no decir peligroso, que se afirme por parte de los órganos de inteligencia del Estado, sin individualizar responsabilidades, que las Farc están infiltradas en los centros docentes y en el movimiento estudiantil para “demostrar su trabajo político y dar a conocer las ideas de las Farc en las juventudes”.

Es una seria amenaza contra la libertad de asociación y contra la integridad personal de los dirigentes de la Federación Estudiantil Universitaria y la Federación Estudiantil de Secundaria.

El escándalo mediático que presenciamos hace unos días pareciera ser parte de una maniobra contra la universidad pública, el gobierno distrital y el Polo Democrático.

Los hechos así parecen insinuarlo: se requiere la presencia del Alcalde Mayor en el Congreso para que informe sobre el tema de la seguridad en la capital; las autoridades policiales capturan a dos presuntos terroristas y, a la vez, aparece un video en la Universidad Distrital en el cual el rector presencia un acto con encapuchados.

Eso es lo que quieren vender para pisotear la Universidad Distrital, convertir en subversivo al rector, poner en duda la gestión del Alcalde en materia de seguridad de la ciudad y, de paso, llevarse por delante la bancada del Polo, porque el rector es un militante de ese movimiento.

Cuidar la vida de los jóvenes, garantizar que la universidad contribuya a la construcción de una sociedad democrática, tolerante y equitativa, debe ser el centro de nuestra atención. Si lo conseguimos, entonces no habrá delito de opinión, ni de conciencia, y así no volveremos a ver encapuchados en las universidades.

* Rector de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas .

helgon

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.