La economía diluye ‘efecto Palin’

La economía diluye ‘efecto Palin’

El cambio de enfoque de la campaña presidencial hacia la economía y, sobre todo, la crisis financiera desatada a principios de esta semana, lograron que el candidato demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, se sacudiera por fin del ‘efecto Palin’ –que disparó a su rival, John McCain– y que hoy esté nuevamente al frente de todos los sondeos.

20 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

El senador por Illinois se encuentra cinco puntos por encima de su contrincante (48 por ciento contra 43 por ciento) según un estudio de The New York Times/CBS News. Mientras que un sondeo de la Universidad Quinnipiac, lo ubica cuatro puntos por delante (49 contra 45).

Obama también retomó la delantera en el sondeo diario de Gallup (48 por ciento contra 44 por ciento).

La mayoría de los analistas coincide en que Obama logró cambiar la mala racha en que lo había sumergido la elección de la popular candidata a vicepresidente de los republicanos, Sarah Palin, gracias a la crisis financiera que estalló el lunes en Wall Street: ya que muchos estadounidenses asocian la crisis al gobierno del presidente George W. Bush.

Pero el candidato republicano ayudó bastante. El lunes, en medio de la tormenta financiera provocada por la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers, McCain declaró que los fundamentos de la economía estadounidense eran “sólidos”. Una afirmación que le valió numerosas críticas.

Los demócratas no desaprovecharon la oportunidad y señalaron, a través de su candidato a la vicepresidencia, Joe Biden, que el aspirante republicano está “muy distanciado” de los problemas que aquejan al estadounidense medio. Y el mismo Obama preguntó con ironía: “¿De cuál economía habla McCain?”.

La crisis, además, mostró a un republicano contradictorio, pues de campeón de la no intervención del estado en la economía, McCain pasó a defensor del rescate de AIG, la mayor aseguradora mundial, por parte de la Reserva Federal.

Solo un día antes, McCain había rechazado al idea de que los contribuyentes salieran a socorrer a empresas como AIG, porque eso “establecería un precedente que ustedes no aprobarían y que yo ciertamente no apruebo”.

Obama, por su parte, afirmó que el rescate de AIG, que el martes recibió un préstamo de 85.000 millones de dólares de la Reserva Federal, constituía “el veredicto final de la errada filosofía económica de los últimos ocho años”.

De acuerdo con el sondeo de Quinnipiac, el 51 por ciento de los votantes estiman que las rebajas de impuestos propuestas por el senador republicano sólo beneficiarán a los ricos, mientras el 9 por ciento dice que ayudarán a la clase media, directamente impactada por la crisis, y el 1 por ciento, a los pobres.

Por contra, el 9 por ciento de los encuestados cree que el programa fiscal de Obama beneficiará a los ricos, el 33 por ciento a la clase media y el 22 por ciento a los pobres.

Y la economía, según todos los analistas, será uno de los temas decisivos en esta campaña

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.