CONTADORES DE RODRÍGUEZ SE INCULPAN DE NARCOLISTA

CONTADORES DE RODRÍGUEZ SE INCULPAN DE NARCOLISTA

Hasta ahora, según las declaraciones que obran en el proceso contra los 53 policías inscritos en la llamada narcolista , lo que el Bloque de Búsqueda descubrió en la oficina de Guillermo Pallomari González, en julio pasado no fue el rastro de un soborno a los uniformados sino la evidencia de un robo continuado a los hermanos Rodríguez Orejuela .

06 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Uno de los tres ex suboficiales del Ejército que trabajaban con Pallomari, conocido como Reagan , se inculpó de la famosa lista y dijo que lo que pretendía era robarles esos 19.780.000 pesos a los hermanos Rodríguez, sus jefes y que para ello había tomado los nombres de los policías, que son, según él, inocentes de todo.

La llamada narcolista fue hallada por el Bloque de Búsqueda durante un allanamiento realizado el 8 de julio pasado en la oficina de Reagan ubicada en el edificio Siglo XXI ubicado en la Avenida 4A Norte # 6A-67.

El documento reseñaba los supuestos pagos mensuales que se efectuaban a 2 tenientes coroneles, 3 mayores, 14 capitanes, 11 tenientes, 3 subtenientes, 11 sargentos, 6 cabos y 2 agentes de la Policía Metropolitana de Cali.

Tras el hallazgo de la lista, se inició una indagación contra estos uniformados por el delito de cohecho impropio. El proceso fue asumido por el Juzgado 54 de Instrucción Penal Militar que hasta ahora no ha encontrado evidencia del soborno a los policías.

Según el ex sargento Darío de Jesús Mesa Gómez, los policías cuyos nombres aparecen en la lista no recibían plata de la que él, otros dos suboficiales y Reagan manejaban y que era de los hermanos Rodríguez.

Lo que dijo Mesa en su declaración ante los jueces que investigan a los policías fue que él intentó hurtar ese dinero y que la mejor manera de hacerlo era diciéndoles a sus jefes que necesitaba esa cantidad para sobornar a la Policía de Cali.

Ellos no sabían El ex suboficial dijo bajo juramento que decidió recorrer las estaciones de Policía e inclusive los Comandos de Atención Inmediata de Cali y que de allí obtuvo los nombres de los policías que no tenían ni idea de que él los incluiría en la lista de supuestos pagos de la mafia.

Ante este testimonio, al Tribunal Superior Militar no le quedó otro camino que abstenerse de dictar medida de aseguramiento contra los 53 uniformados vinculados con el episodio de la narcolista, aunque para el Fiscal Especial de la Policía en el caso, el solo hecho de estar mencionados en la lista y la supuesta relación de los ex suboficiales que trabajaban con Reagan con los policías era motivo suficiente para dictar en su contra una medida de aseguramiento.

Para el Tribunal, sin embargo, es claro que sin evidencias claras no se puede afectar con medida de aseguramiento a los policías, que desde pocos días después de hallada la lista fueron desvinculados definitivamente de la Policía.

No obstante, la corporación no accedió a las pretensiones de los dos abogados que defienden a los policías y que habían solicitado que se cesara todo procedimiento.

Para los abogados defensores esa lista no es evidencia de la ocurrencia de ningún delito y por ello sería innecesario continuar la investigación.

El Tribunal cree lo contrario. Para los magistrados es claro que el proceso es aún incipiente y que la investigación debe continuar para establecer con certeza si hay o no responsabilidad de los 53 policías.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.