NO MÁS SENTENCIAS POR UN VOTO DE DIFERENCIA

NO MÁS SENTENCIAS POR UN VOTO DE DIFERENCIA

Ningún fallo de trascendencia en la Corte Constitucional podría volver a ser aprobado por un solo voto de diferencia -mayoría simple- sino por al menos tres cuartas partes de la Corte o mayoría calificada.

06 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Es lo que se desprende de una iniciativa que surgió tras la controvertida sentencia en que la Corte trasladó a los militares retirados el juzgamiento de miembros activos de las Fuerzas Armadas.

Inclusive, a juicio del ministro de Justicia, Néstor Humberto Martínez, las sentencias de la Corte deben limitarse a declarar la constitucionalidad o no de una norma, sin que la corporación pueda imponer condicionamientos a través de la sentencia o jurisprudencia respectiva.

A las voces de los congresistas en torno a introducir a través de la Ley Estatutaria de la Justicia una severa reforma al aparato judicial -consagrado en la Carta de 1991-, se sumó ayer el Gobierno Nacional.

El ministro de Justicia, Néstor Humberto Martínez, es partidario de modificar en la iniciativa no sólo los alcances de los fallos de la Corte Constitucional sino el sistema de mayoría para aprobar las sentencias.

A juicio de Martínez, es necesario que los fallos de constitucionalidad de la Corte -integrada por nueve juristas- se acojan por una mayoría calificada y no, como sucede hoy en día, con base en una mayoría simple (cinco votos contra cuatro).

Esto es, explicó, a través de una votación de seis votos contra tres.

Este sistema -dijo Martínez a EL TIEMPO- permitiría asegurar que en decisiones realmente polémicas y controvertidas por sus efectos, no sea el voto de un solo magistrado el que defina la suerte de la declaratoria de exequibilidad o no de una disposición .

En cuanto a los alcances de las decisiones del alto tribunal, Martínez explicó que la Corte se debe limitar a avalar o no una norma, pero no a condicionar su constitucionalidad.

En el sentir del Congreso -sostuvo Martínez- cuando la Corte condiciona una decisión a que se cumplan determinadas circunstancias, se piensa que la corporación está legislando y ejerciendo atribuciones propias del legislador. Esto se debe evaluar y aclarar a través de un artículo en la ley .

El pronunciamiento lo hizo Martínez al intervenir en el debate del proyecto de Ley Estatutaria de la Justicia realizado en la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado.

Al ser consultado, el presidente de la Corte Constitucional, José Gregorio Hernández Galindo, manifestó que por tratarse de un proyecto de ley estatutaria que habrá de ser conocido, estudiado y fallado por la Corte -según los artículos 153 y 241 de la Carta- no puede emitir ningún concepto por cuanto prejuzgaría.

A la sesión -en la cual se escucharon voces en contra y a favor de la iniciativa de los senadores Roberto Gerlein y Luis Guillermo Giraldo de desmontar la Corte Constitucional- acudió por primera vez el vicepresidente del Consejo de Estado, Daniel Suárez.

También lo hicieron los presidentes del Consejo Superior, Carlos Villalba; el de la Sala Administrativa, Hernando Yepes, quienes defendieron su labor y se comprometieron a presentar un informe.

Esto a propósito del diagnóstico elaborado por un consultor del Banco Interamericano de Desarrollo sobre la gestión de los seis magistrados de la Sala Administrativa.

Participación Ante los congresistas, Yepes sostuvo que la Sala Administrativa del Consejo Superior debe tener la oportunidad de participar en la discusión del proyecto, más aún cuando se escuchan voces a favor del desmonte de esa instancia.

El senador Héctor Helí Rojas advirtió, sin embargo, que todas las propuestas de artículos sustitutivos serán bien recibidas, pero nadie va a tratar de interferir para ver como votan los senadores .

En la sesión intervino también el fiscal General de la Nación, Alfonso Valdivieso, quien reiteró su pensamiento sobre el proyecto y se mostró partidario de que se le permita a su institución definir cuestiones relativas a su estructura y normas disciplinarias.

A su vez, la subcomisión de senadores -integrada para evaluar los resultados de las nuevas corporaciones judiciales- pidió al Consejo Superior entregar copias de todas las actas de las sesiones plenarias -incluso las no aprobadas-, así como las de la Sala Administrativa y las de la Sala Disciplinaria -aquellas sobre aspectos administrativos-.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.