PRESENTAN INFORME SOBRE DESPLAZADOS

PRESENTAN INFORME SOBRE DESPLAZADOS

La Conferencia Episcopal de Colombia presentó el informe final de su investigación Derechos humanos y desplazados por violencia en Colombia.

05 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Según el informe, en Colombia hay 586.261 personas desplazadas (108.301 hogares) que no solo son víctimas de la violencia convencional (torturas, amenazas y boleteo), sino de otros fenómenos como el endeudamiento, las enfermedades y el hacinamiento.

Más de 12 mil hogares desplazados tienen deudas con entidades oficiales y muchos de ellos perdieron sus propiedades como consecuencia del desplazamiento , dice el informe. Asegura que en muchos casos las deudas contraídas para compra de tierra, construcción de vivienda y asistencia técnica, no fueron canceladas y hoy son objeto de cobros judiciales que hacen más crítica la situación los desplazados.

Es así que el Instituto Colombiano de Reforma Agraria (Incora), la Caja Agraria, el Banco Cafetero y el Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana (Inurbe), entre otras instituciones del Estado, registran en su cartera morosa muchas familias desplazadas por la violencia.

A esto se une el difícil acceso a los servicios de salud. Solo el 22,1 por ciento de los 108.301 hogares desplazados tiene acceso a los servicios de salud, una situación que es más grave en los casos de desplazados que fueron víctimas de atentados, en la población discapacitada, en las mujeres, niños y ancianos y en las personas que requieren tratamiento sicológico como consecuencia de los traumas de la violencia.

Otras manifestaciones del deterioro en la calidad de vida de estos colombianos son las condiciones de vivienda. De acuerdo con el informe, el 52,4 por ciento de la población desplazada habita en inquilinatos y tugurios. El hacinamiento y ausencia de servicios públicos es el común en dichos lugares.

La mayoría están concentrados en zonas urbanas marginales que no guardan relación son sus anteriores viviendas, y si antes el 69,3 por ciento vivía en casa propia, una vez obligados a emigrar solo el 28,7 por ciento mantiene esta posibilidad.

Y no es para menos, pues sus ingresos no alcanzan para habitar mejores sectores, ya que del total de los desplazados el 22,5 por ciento son vendedores ambulantes y/o pequeños comerciantes. Esto sin contar el porcentaje de empleadas de servicio, lustrabotas, mensajeros y desempleados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.