Secciones
Síguenos en:
VIOLACIONES, EL DRAMA DE BOSNIA

VIOLACIONES, EL DRAMA DE BOSNIA

La guerra en Bosnia-Herzegovina no deja de aterrar a la opinión pública internacional. Primero, por lo incomprensible de la guerra en una región que vivió largos años sin conflictos. Segundo, por lo atroz de los crímenes que se están comentiendo diariamente, más allá de lo terrible que resulta cualquier guerra de por sí. Tercero, por lo reticente de la reacción de la comunidad política internacional, que no ha querido afrontar la gravedad de la situación. Ahora, además de los crímenes a las personas y sus propiedades cometidos por los serbios en un intento de limpieza étnica de la minoría musulmana en Bosnia, el mundo comienza a conocer una táctica aún más atroz contra esta gente: la utilización de la violación sexual masiva como arma de agresión y destrucción de los musulmanes.

Miles de mujeres musulmanas han sido recluidas en campos serbios, donde han sido sometidas a interminables sesiones de abusos de todo tipo, en frente de tropas serbias, de vecinos, familiares, esposos o de sus propios hijos. El ejército ha organizado numerosos campos de violación por todo el territorio de Bosnia, donde se recluye a las mujeres.

Aunque resulta difícil establecer un número que indique el tamaño real de este flagelo, distintas organizaciones no gubernamentales sitúan el número de casos entre veinte mil y cincuenta mil.

Un número significativo de casos han sido documentados por organizaciones internacionales como Amnistía Internacional y grupos de protección de la mujer y los niños, así como por los servicios de inteligencia de Estados Unidos y de los países europeos. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condenó la práctica de detención y violación sistemática, organizada y masiva, cometida contra las mujeres, especialmente musulmanas, en Bosnia-Herzegovina.

Existe una política deliberada de violar a las mujeres? Según análisis del Departamento de Estado de Estados Unidos, aun cuando no existen pruebas de órdenes escritas o grabadas de esta política, la violación de las mujeres es una parte integral de la limpieza étnica, que busca erradicar zonas enteras que han sido tradicionalmente habitadas por los musulmanes por medio de una brutal intimidación, expulsión o genocidio.

Las intenciones que persiguen los soldados serbios parecen ser varias. Divertir a las tropas, levantar la moral de los soldados y alimentar su agresividad. Destruir las estructuras sociales, religiosas y culturales de los musulmanes. Obligar al éxodo masivo por medio del terror, la vergenza y la destrucción psíquica de la población. Y lo más repulsivo, obligar a las mujeres a dar a luz bebés serbios. Existen ya numerosos casos de mujeres que han sido violadas hasta que quedan embarazadas, y solo son liberadas cuando ya es tarde para realizar un aborto y se encuentran obligadas a tener ese hijo, recuerdo de su horror e ignominia.

El gobierno de Estados Unidos y varios estados de Europa responsabilizan directamente a los dirigentes serbios: Slodoban Milosevic, presidente de Serbia; Radován Karadzic, presidente de los serbios-bosnios, y Ratko Mladic, jefe político y militar de los serbios en Bosnia. La reacción internacional Cómo ha reaccionado el sistema internacional? El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas estableció primero una queja universal y un bloqueo internacional que ha tenido un poco o ningún efecto práctico. Luego estableció una zona de exclusión aérea para aviones militares serbios sobre Bosnia, que ha sido ignorada por serbia sin provocar ninguna reacción de los países aliados. Una resolución que autoriza imponer por medios militares la zona de exclusión fue aprobada este año, pero no ha sido implantada.

Francia, Inglaterra y Estados Unidos han demorado toda decisión de actuar por razones burocráticas, mientras que Alemania sostiene que está impedido por su constitución. En últimas, lo que demuestran es una ausencia de voluntad política para responder a este problema, que va más allá de sus intereses estratégicos inmediatos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.