Atentados con petardos fueros por extorsión Tres niñas quemadas con ácido

Atentados con petardos fueros por extorsión Tres niñas quemadas con ácido

Los dos petardos que explotaron el miércoles en la noche en el centro de Bogotá y que dejaron dos personas heridas y 39 edificaciones afectadas, fueron producto de retaliaciones de la guerrilla porque comerciantes de la zona se negaron a pagar extorsiones a una célula urbana.

19 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Así lo confirmó el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Rodolfo Palomino, quien explicó que un hombre detenido esa misma noche sigue en poder de las autoridades porque un testigo lo vio cuando dejaba uno de los petardos en una caneca de basura.

Las explosiones, ocurridas hacia las 8:30 de la noche, se registraron en la carrera 12 entre calles 15 y 16.

La versión de la extorsión fue confirmada por los comerciantes de la zona que anunciaron no estar dispuestos a ceder al chantaje, del que vienen siendo víctimas desde hace varios meses.

“No pagaremos extorsión, si tenemos que organizarnos nos organizamos”, dijo el propietario de uno de los almacenes afectados por el petardo.

Según los comerciantes, las Farc les vienen cobrando vacuna desde el 2002 por un llamado “decreto 02”, y como no han querido acceder a la extorsión ahora les está cobrando intereses por las ‘vacunas’ que no han pagado.

El director nacional de la Policía, general Óscar Naranjo, ofreció 100 millones de pesos como recompensa por información que permita la captura de los responsables de estos atentados.

Las estudiantes de grado noveno salieron de clases del colegio distrital José Martí, en la localidad Rafael Uribe Uribe, el martes pasado. Eran las 12:30 p.m. Iban a la casa de una de ellas, distante tres cuadras, a hacer un trabajo.

Antes de llegar a la vivienda, un niño, de 10 años, salió a su encuentro.

Una de las adolescentes se asustó y se puso entre sus dos compañeras.

“Llevaba un recipiente azul en las manos y le lanzó a ella el contenido. A nosotras dos nos salpicó”, relató una de las jovencitas, de 14 años. Las tres resultaron quemadas con ácido.

La joven que se escudó en sus dos compañeras fue la más afectada. Según el parte médico, tiene quemaduras profundas de segundo y tercer grado en la cara, el cuello, el tórax y el brazo izquierdo, comprometiendo el ocho por ciento del cuerpo.

Las niñas fueron trasladadas al hospital El Tunal. Posteriormente, la más afectada, fue llevada al Simón Bolívar.

“Ella nos dijo que era un atentado, que estaba amenazada, pero un familiar lo negó”, comentó una de sus amigas.

Dos de ellas fueron dadas de alta y recibirán tratamiento. Tienen quemaduras en la cara, el cuello y las piernas. Las faldas del uniforme de las jóvenes quedaron inservibles.

Para el doctor Héctor Lemus, director del hospital Simón Bolívar, se trata de una acción demencial. “No se puede entender cómo alguien comete este tipo de actos”.

La joven que sigue en el Simón Bolívar tiene por delante un largo camino de recuperación.

Según el doctor Lemus, debe permanecer hospitalizada, al menos, 20 días, por cuanto es necesario realizarle tratamientos diarios para que no se presenten infecciones.

Después, tendrá que someterse a cirugías de reconstrucción, debido a que su rostro quedó muy afectado

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.