Uribe habló con Obama y se fue a E.U.

Uribe habló con Obama y se fue a E.U.

Antes de arribar anoche a Washington, el presidente Álvaro Uribe procuró revelar un detalle significativo en su esfuerzo por mantener unas buenas relaciones con Estados Unidos en medio de la polarizada campaña presidencial de ese país.

19 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

En la Casa de Nariño, Uribe reveló que ayer en la mañana había sostenido una llamada “muy constructiva” de 12 minutos con el candidato demócrata Barack Obama, en un claro esfuerzo por demostrar el equilibrio político que Colombia quiere mantener por estos días.

Como se recordará, Uribe recibió al candidato John McCain el pasado primero de julio, pero varios sectores políticos reclamaron un encuentro con Obama, ante la eventualidad de que el demócrata sea el que llegue a la Casa Blanca en las elecciones de noviembre.

Uribe no reveló más detalles de la conversación y solo se apresuró a confesar que se trataron “muchísimos puntos”. Una fuente gubernamental colombiana comentó que fue Obama el que llamó a Uribe, después de que este le envió una carta, en la que destacó algunas de las propuestas económicas del candidato.

La llamada es clave, pues Obama se ha mostrado duro frente a la aprobación del Tratado de Libre (TLC) Comercio con Colombia, hasta el punto de que en abril, Uribe le hizo un sutil reclamo cuando se enteró de que el candidato pidió a los congresistas de su partido no aprobar esa iniciativa.

La agenda en Washington Después de esa revelación, Uribe planeaba arribar anoche a Washington, donde su agenda tendrá de todo un poco durante tres días. Luego irá a Nueva York para asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas.

El Presidente quiere recobrar el positivo efecto que produjo en el mundo la operación ‘Jaque’ y por eso se reunirá hoy con los tres norteamericanos rescatados: Keith Stansell, Marc Gonsalves y Tom Howes.

La visita de Uribe a Washington, prevista inicialmente para 5 días, terminó siendo recortada a última hora y ya no incluye citas en el Congreso.

Aunque el Gobierno insistió ayer en que la postergación del viaje se debió a los compromisos de Uribe en Santiago de Chile, donde asistió a la Cumbre de Unasur sobre Bolivia, lo cierto es que pesaron muchos otros factores. Y lo de Bolivia, de hecho, terminó por servir como excusa a los cambios de agenda.

La idea original del viaje del Presidente era empujar ante los legisladores estadounidenses, en especial los demócratas, la aprobación del Tratado de Libre Comercio. Pero rápidamente comenzó a quedar claro que en el Congreso, distraído con las campañas electorales, no había ambiente ni estómago para discutir el polémico tema.

De hecho, muchos sintieron que Uribe, con su viaje, quería hacerles el juego tanto a los republicanos y a la Casa Blanca que vienen empujando duro por el TLC y lo usan como tema de campaña para atacar a sus rivales.

El ambiente está agitado en Washington, tanto que esta semana el presidente de Panamá, Vicente Torrijos, estuvo de visita en esta ciudad para hacer lobby por su TLC y la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, no le quiso conceder una audiencia.

La cita con el presidente Bush será el sábado en la mañana. Fuentes diplomáticas sostuvieron que fue el mandatario norteamericano quien insistió en la visita de Uribe, pese a que algunos colaboradores del mandatario colombiano se mostraron preocupados por los efectos que esta pueda producir en la reciente controversia entre Estados Unidos y Venezuela.

Uribe planea retomar el lobby con los congresistas de Estados Unidos, en un momento mas propicio.

BERMÚDEZ FIRMÓ ACUERDO CON RICE Además de defender el viaje del presidente Uribe a Washington, pese a que este no tendrá encuentro con congresistas, el canciller, Jaime Bermúdez, firmó con la secretaria de Estado, Condolezza Rice, un memorando de entendimiento para buscar fuentes de energía renovable y biocombustibles.

Bermúdez catalogó de falso un artículo del diario ‘The Washington Post’ en el que se mencionó que la Fiscalía de Colombia investiga al general Mario Montoya, por supuestos nexos con ‘paras’.

“Hemos hablado directamente con el Fiscal General de Colombia y él nos ratificó que no hay ninguna investigación en curso contra del general. Es lamentable que esa información salga sin que se haya corroborado ni verificado”, dijo el Canciller.

EL TIEMPO contactó al diario norteamericano y uno de sus voceros se ratificó en el contenido del artículo. El tema será tratado en una reunión entre la mesa editorial del ‘Post’ y el Canciller que se realizará mañana

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.