BEDOYA ORDENA INVESTIGAR POSIBLE VIOLACIÓN DE LA RESERVA SUMARIAL

BEDOYA ORDENA INVESTIGAR POSIBLE VIOLACIÓN DE LA RESERVA SUMARIAL

El comandante del Ejército, general Harold Bedoya Pizarro, ordenó ayer una investigación y sanciones a las personas que, según su opinión, violaron la reserva sumarial al revelar las medidas judiciales dictadas contra tres oficiales y un suboficial por los hechos ocurridos en Puerres (Nariño), en los que fueron asesinados 31 miembros del Ejército.

06 de junio 1996 , 12:00 a.m.

En un comunicado emitido ayer, Bedoya afirmó que dicha reserva fue flagrantemente violada por inescrupulosas personas, provocando de contera un despliegue noticiosoescandaloso, que lesiona la honra de oficiales .

Los siguientes son apartes del comunicado: 2. A la incipiente investigación fueron vinculados cuatro oficiales del grupo Cabal, donde el Juzgado de Instrucción Penal Militar resolvió su situación jurídica de manera provisional, decretando medida de aseguramiento consistente en caución prendaria contra el señor teniente coronel Alberto Moreno Sánchez y el señor mayor Juan Rafael Lalinde Gómez. Y, detención preventiva contra el señor capitán Ricardo Arturo Vásquez Ríos y el señor subteniente Darío Ernesto Coral Lucero.

3. Las diligencias que se están practicando dentro de la etapa sumarial están protegidas por la reserva. En el caso presente, dicha reserva fue flagrantemente violada por inescrupulosas personas, provocando de contera un despliegue noticiosoescandaloso, que lesiona la honra de oficiales que, aún la justicia no ha condenado por los delitos a ellos endilgados, pues sólo mediante sentencia condenatoria en firme, dictada por las autoridades penales militares, podría hablarse con certeza de responsabilidad penal, por las figuras delictivas imputadas provisionalmente, a los señores oficiales relacionados en el caso investigado. Por tal motivo, he ordenado se investigue y se sancione si es del caso a los autores de la violación de la reserva sumarial.

4. Las medidas de aseguramiento proferidas contra el personal militar mencionado, demuestran que no existe impunidad en la justicia penal militar, que los detractores de esta jurisdicción especial han pregonado abiertamente, con el fin de buscar la supresión de ésta jurisdicción especial, que hoy, si no se hubiera prohibido por mandato constitucional el juzgamiento de civiles por militares, la lucha contra el narcotráfico y la narcosubversión de los carteles de las Farc y el Eln, ya hubiera recibido todo el rigor de la ley penal militar, pues ésta es severa, pronta, seria y eficaz.

General Harold Bedoya Pizarro Comandante del Ejército Nacional .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.