SILENCIO, JUEGAN LOS MAESTROS

SILENCIO, JUEGAN LOS MAESTROS

El español José María Olazábal admite que sus posibilidades de defender el título conquistado el pasado año en el Masters de Augusta de golf, cuya edición de 1995 comienza este jueves, son escasas.

06 de abril 1995 , 12:00 a.m.

El golfista vasco asegura que la cojera provocada por la operación quirúrgica en su pie derecho es un problema visible, pero no la dificultad más seria que debe enfrentar.

No me duele, excepto cuando camino. No afecta a mi swing y no estoy preocupado por ello , asegura Olazábal.

Lo que más preocupa al español es su estado actual de juego que le impidió superar el corte el sábado en Nueva Orleans, después de recorridos de 73 y 71.

No estuve bien. El final no fue bueno y el resultado tampoco. Mi juego no es tan bueno como quisiera. Si cuando vas a jugar un torneo importante no has superado el corte en el anterior, eso no te ayuda en tu ánimo , añadió el campeón del pasado año.

En 1994, Olazábal terminó en segunda posición en Nueva Orleans antes de ganar en Augusta.

De cualquier manera, nadie parte como favorito para el torneo más importante del año. El zimbabuo Nick Price buscará la tercera victoria consecutiva de un título importante del año, tras sus victorias en el Abierto Británico y el PGA del pasado año.

Pero Price debe demostrar que es capaz de jugar bien en los difíciles greens del Augusta National Golf Club.

El surafricano Ernie Els, vencedor del Abierto de Estados Unidos, se presenta para muchos como el máximo favorito para hacerse con el Masters. Terminó en octava posición en su primera participación en Augusta el pasado año, y después ganó el Abierto de Estados Unidos y otros cuatro torneos.

Tiene las cualidades para ganar en Augusta, pero tal vez le falte experiencia.

El otro Nick, el inglés Nick Faldo, tiene dos Masters en su historial de cinco títulos mayores, todos ellos ganados entre 1987 y 1992, y se ha estado entrenando durante las dos últimas semanas en un recorrido parecido al que se encontrará en Augusta, tras no pasar el corte en el Players Championship.

En este torneo, el alemán Bernhard Langer terminó en segunda posición, como ocurrió en 1993, antes de ganar su segundo Masters de Augusta. El germano espera que en esta ocasión se repita la historia.

Junto a todos ellos, también cuentan con posibilidades Greg Norman, Seve Ballesteros, Ian Woosnam y Sandy Lyle.

El hecho de que ningún estadounidense lograra ganar alguno de los títulos mayores en 1994, deja pocas posibilidades de optimismo a los aficionados locales.

El campeón del Master en 1992, Fred Couples, es el golfista en que más confían los locales para dar la sorpresa y contestar la hegemonía foránea, pero tras sus victoria este año en Dubai y Manila esta temporada, se vio obligado a reposar, debido a dolores en la espalda.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.